Así son los programas electorales para emprendedores

Regulación

A falta de 7 días para las elecciones generales, repasamos las propuestas de PP, Unidos Podemos, PSOE y Ciudadanos para emprendedores, pymes, startups e innovación.

El fragmentado Parlamento surgido de las elecciones del 20-D y la falta de acuerdo entre los cuatro grandes partidos españoles han conducido a unas segundas elecciones generales, que tendrán lugar el próximo 26 de junio. Hace seis meses analizábamos los programas electorales de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos en lo relativo a emprendedores, pymes, startups e innovación. Ahora, en una nueva campaña, recogemos las propuestas más relevantes de los nuevos programas electorales, así como las novedades más significativas que han introducido los cuatro grandes partidos.

Comenzando por los emprendedores, encontramos algunas novedades en el programa del Partido Popular (PP) respecto al de diciembre del año pasado. La más significativa, extender la tarifa plana de autónomos a quienes inicien un negocio, que pagarán solo 50 euros al mes durante el primer año. El partido de Mariano Rajoy también promete fortalecer los mecanismos alternativos de financiación al emprendimiento, con instrumentos no bancarios como el MAB, el MARF, el capital riesgo y el crowdfunding.

Unidos Podemos, que ocupa la segunda posición en las encuestas, ha hecho de los emprendedores y autónomos uno de los colectivos centrales de sus ’50 puntos’. Su medida de establecer cuotas a la Seguridad Social porcentuales y progresivas en función de los ingresos, ya avanzada en diciembre, se complementa ahora con el alta gratuita en la SS para aquellos que facturen por debajo del salario mínimo.

La coalición de Podemos, IU y mareas propone además el desarrollo de la figura del autónomo de responsabilidad limitada, de modo que los emprendedores respondan de sus deudas sólo con los bienes profesionales en lugar de con todo su patrimonio.

Por su parte, el Partido Socialista (PSOE) propone en su programa mejorar el entorno de negocios empresarial, con el ambicioso objetivo de que en dos legislaturas España esté entre los 10 primeros países del mundo en el índice Doing Business. Reducir y simplificar los trámites y costes administrativos para la creación de empresas, promover la cultura emprendedora juvenil, extender el pago en una sola vez de la prestación por desempleo para aquellos que quieren establecerse por cuenta propia tras perder su trabajo y crear la “Excedencia para Emprender” son sus pasos para conseguirlo.

Para los emprendedores ya establecidos, promete reformar el pago de impuestos por la actividad económica de los emprendedores, ajustándolo a los ingresos realmente percibidos y valorar positivamente a los que hayan emprendido proyectos con anterioridad, con éxito o fracaso.

Desde Ciudadanos, prometen “menos impuestos y burocracia para los autónomos”. Además de la cuota cero en la cotización a la Seguridad Social para los autónomos que cobran menos del salario mínimo interprofesional y el pago en función de los beneficios para los que ganan más, Ciudadanos anuncia más ayudas para las trabajadoras autónomas durante y después del embarazo y una nueva Ley de Segunda Oportunidad para emprendedores endeudados.

PP-rajoy-2

Pymes

Respecto a las pequeñas y medianas empresas, son pocas las novedades respecto a los programas del 20-D. El PP promete hasta 10 puntos de rebaja en el Impuesto de Sociedades para las pymes que crezcan y reviertan sus beneficios. El partido de Rajoy se compromete a aplicar una estrategia para facilitar el crecimiento de las pymes, con vistas a que puedan alcanzar la dimensión óptima que les permita desarrollar plenamente su productividad y abrirse a los mercados internacionales.

Reforzar la efectividad del Programa de Garantía de la Unidad de Mercado, facilitar la transmisión de empresas para favorecer el relevo generacional y revisar los “escalones” regulatorios son otras de las medidas avanzadas por el PP.

En el caso de Unidos Podemos, su medida estrella es el desarrollo de una “verdadera Ley de Segunda Oportunidad”, introduciendo un proceso simplificado de restructuración y cancelación de deudas para personas físicas y jurídicas. Las pymes también podrían beneficiarse de la introducción de criterios de proximidad en la contratación de empresas con la Administración Pública y del fomento de la economía social planeados por la formación morada.

El PSOE plantea incentivar el crecimiento de las empresas elevando los umbrales de regulación fiscal, laboral, mercantil y administrativa. Fomentar las agrupaciones sectoriales y posibilitar que las pymes puedan formar Uniones Temporales de Empresas de una forma más sencilla y ágil son otras de sus propuestas, ya incluidas en su anterior programa.

Sobre la situación económica de las pymes, promete actuar para combatir la morosidad empresarial que las perjudica gravemente, favorecer a través de préstamos participativos y capital riesgo público su crecimiento y diversificación y poner en marcha medidas equivalentes a la Small Business Act de EEUU.

Ciudadanos tiene varias propuestas electorales orientadas a las pymes. La primera, ya incluida en las anteriores elecciones, una agencia de apoyo a las pequeñas empresas. A ella se unen la eliminación de los saltos en la regulación para incentivar el crecimiento de tamaño de las empresas y una “verdadera unidad de mercado”, armonización licencias y permisos y suprimiendo las barreras regulatorias injustificadas.

Podemos-Iglesias-2016

Startups

En lo tocante a startups, el partido que más espacio les dedica en su programa es el PSOE. La Estrategia Nacional de Impulso a los Emprendedores Tecnológicos es su medida estrella, que incluye medidas a medio plazo fiscales, regulatorias, financieras y de apoyo, específicas para este tipo de empresas. El objetivo de esta estrategia es que en España se puedan crear 1.000 startups tecnológicas cada año, con un fuerte componente de innovación, ligadas a la economía digital e Internet.

El Partido Socialista también plantea establecer una línea ICO exclusiva para nuevas empresas, dedicada a cubrir la financiación de inversión y liquidez, con un año de carencia para la devolución del crédito. La creación de un Visado Start-Up, a coste simbólico y mínimos trámites dirigido a emprendedores extranjeros en proyectos de nuevas tecnologías, y de viveros de empresas específicos para el microemprendimiento en los Parques Científicos y Tecnológicos, son otras de sus propuestas más destacadas.

El Partido Popular, por su parte, quiere impulsar los sectores productivos más vinculados con el desarrollo de las actividades de ciencia e innovación, con un fondo de garantías para proyectos de pymes innovadoras en fase de expansión. La biotecnología, las tecnologías de la salud, las TIC y los contenidos digitales son cuatro de los sectores en los que los populares quieren ser “especialmente activos”.

Unidos Podemos, dentro de sus propuestas para un nuevo modelo productivo, apuesta por el desarrollo de servicios avanzados, tanto los tecnológicos como los comerciales y financieros, especialmente los del ámbito B2B. El apoyo a los clústeres en los sectores emergentes, como el tecnológico, permitiría, según la formación liderada por Pablo Iglesias y Alberto Garzón, mayor cooperación entre las empresas más dinámicas, los centros educativos y las Administraciones Públicas.

El impulso a una política industrial centrada en los activos intangibles y la economía digital, así como la modernización de los servicios de telecomunicaciones y el apoyo a la economía social y la economía colaborativa –con la que Podemos busca modelos de consenso con los modelos tradicionales, según afirma Segundo González-, son otras promesas que, si bien no se dirigen específicamente a las startups, sí podrían afectarlas positivamente.

En cuanto al partido naranja, su propuesta pasa, según Antonio Roldán, por reconocer las especificidades de las startups, dinamizar el mercado laboral, eliminar burocracias y trabas en las instituciones y apostar por la educación. Sobre la financiación, Ciudadanos propone crear fondos de inversión públicos de match-funding, que coinviertan con capital especializado y promover la fundación de empresas de base científica a través de ayudas directas e indirectas.

Asimismo, repite la propuesta de la Red Cervera de institutos tecnológicos y promete reducir la burocracia, simplificando y eliminando leyes y normas redundantes a las que se enfrentan las nuevas empresas.

PSOE-sanchez-2

Innovación

Finalmente, la innovación también tiene una presencia destacada en los programas de las cuatro formaciones. El PP, por ejemplo, apuesta por un modelo de colaboración público-privada, en el que participen el tejido productivo, las instituciones públicas investigadoras y las universidades.

Para estimular las vocaciones científicas, promete que todos los colegios, centros de salud y bibliotecas públicos dispondrán gratis de conexión a Internet ultrarrápida, y que financiarán la “mochila digital”, con libros y dispositivos para todos los alumnos. El Acuerdo Sobre la Ciencia en España propuesto por el PP pretende garantizar la estabilidad presupuestaria de la I+D+i, con los recursos necesarios para que en 2020 la inversión en I+D+i supere el 2% del PIB español.

Para Unidos Podemos, la innovación es el eje de la transformación de la economía española. Sus propuestas electorales van desde una política industrial orientada hacia ramas de alto valor añadido a dedicar un 2% del PIB a la inversión en I+D+i. Pasando por un Programa Nacional de Introducción a la Investigación dirigido a los más jóvenes, la redefinición de la carrera investigadora y la creación de un portal online de investigación.

En el ámbito productivo, planea la creación de polos de desarrollo económico especializados, la cooperación con las instituciones financieras para facilitar el crédito a las actividades de I+D+i y ayudas para la creación de empresas y proyectos que atraigan el talento científico español que en los últimos años ha emigrado al extranjero.

El PSOE, por su parte, se centra en duplicar la inversión pública no financiera en I+D+i civil, además de rebajar el tipo de interés de los créditos del Gobierno que financian proyectos de I+D+i empresarial y extender los incentivos fiscales a las sociedades de capital riesgo y fondos de inversión.

Otras promesas del partido de Pedro Sánchez consisten en implantar una red de Centros de Excelencia en Innovación Industrial (CEII), Potenciar la Red Innpulso de ciudades innovadoras, ampliar el sello de PYME Innovadora y el estatuto de Joven Empresa Innovadora, y dedicar el 3% de todas las nuevas inversiones públicas a Compra Pública Innovadora.

Por último, Ciudadanos propone reorientar la inversión en infraestructuras hacia la innovación, promoviendo la cooperación público-privada. También prevé la creación de un Comité Asesor de Ciencia y Tecnología en I+D que evalúe y diseñe la estrategia y Plan Estatal en materia científica.

El partido de Albert Rivera promete asimismo unificar las convocatorias de financiación en I+D de las distintas autonomías y atraer el talento internacional. Finalmente, aumentar la inversión pública y privada en I+D hasta el 3% del PIB anual, desarrollar la Ley de Mecenazgo para dirigir la filantropía hacia la investigación y estimular los incentivos fiscales a la I+D+i.

ciudadanos-2015

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor