Project Wing, el proyecto ultrasecreto de drones repartidores de Google

Empresas

Google lleva dos años trabajando en esta iniciativa que quiere conseguir entregas a través del aire en solo dos minutos.

El departamento de proyectos secretos de Google, Google X, se está convirtiendo en una de las mayores fuentes de innovación de la empresa de Mountain View y está trayendo grandes sorpresas para todos aquellos ajenos a sus investigaciones. Las gafas de realidad aumentada Google Glass o los coches autónomos no son los únicos avances que han salido de la división.

El diario The Atlantic informa de que Google ha estado trabajando durante los últimos dos años en un sistema de reparto a través de drones conocido internamente como Project Wing. Estos robots son capaces de entregar productos en una ciudad en tan solo uno o dos minutos.

Las pruebas de este proyecto se habrían realizado en Australia, debido a que el país tiene una política más laxa en lo que se refiere a las maniobras con naves no tripuladas. Parece que ya hay decenas de empleados trabajando en Project Wing, con tareas de todo tipo.

The Atlantic cuenta en qué consiste la tecnología. En la fase inicial de desarrollo, la compañía de la gran G ha diseñado un dron que es híbrido entre avión y helicóptero puesto que es capaz de despegar verticalmente pero luego gira a una posición horizontal. Para la entrega se despliegan paquetes cogidos por cabrestrantes hasta el suelo. Al final de la cuerda, se puede encontrar un pequeño kit electrónico al que llaman “el huevo” que es capaz de detectar si el paquete ha llegado bien al suelo.

Google no ha sido la única en interesarse por este segmento. El gigante de comercio electrónico Amazon anunció en abril su programa Amazon Prime Air, que podría ponerse en marcha a nivel comercial en los próximos cuatro o cinco años con el objetivo de hacer entregas en tan solo 30 minutos.

En junio la empresa de Jeff Bezos solicitaba permiso a la Administración Federal de Aviación de EE.UU (FAA) para poder realizar vuelos al aire libre desde su laboratorio de I+D en Seattle. Entonces se revelaba que los drones de Amazon podían volar a 80 kilómetros por hora.

Por el momento, la legislación americana está limitando la expansión de estos servicios. E n principio, los aficionados y fabricantes de drones pueden volar estos aviones no tripulados, pero las empresas comerciales se encuentran con restricciones para hacerlo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor