PRS-T2, el nuevo lector de libros electrónicos de Sony: ligero y bonito… pero es caro y llega tarde

Empresas

Se llama PRS-T2 y es el último modelo de la ya larga saga de ereaders de Sony. Una estilizada vuelta de tuerca a un dispositivo en absoluto rupturista con la línea habitual de lectores de libros electrónicos de la marca japonesa y que en principio cuenta con unas cuantas razones para hacerse con él aunque no podemos soslayar dos importantes pegas que se le pueden poner: no tiene un precio competitivo con sus oponentes y llega quizá con algo de retraso a la contienda.

Muchos de los que desde hace ya unos cuantos años apostaron por los ereader de Sony (entre los que personalmente me encuentro, con dos modelos distintos, PRS-505 y PRS-300, que han pasado satisfactoriamente por mis manos y siguen prestando servicio) al probar dispositivos de otras marcas siempre han notado sutiles diferencias tanto de diseño externo y ergonomía como de funcionamiento, velocidad de refresco de la pantalla, calidad de visionado de la misma y sistema de menús.

Pero mientras Sony seguía mejorando lo ya conocido y tras el abaratamiento de costes surgía una multitud de dispositivos con precios imbatibles aunque calidad en ocasiones discutible, otras marcas optaban por innovar en direcciones diferentes dando lugar a los contendientes por parte de la escudería Barnes&Noble (Nook) y Amazon (Kindle, con una familia cada vez más extensa) que han conseguido superar a quien en algún momento podía presumir de los que quizá fuesen los mejores dispositivos de este tipo en el mercado.

Sony se ha quedado quizá algo atrás en la versatilidad de sus dispositivos, sigue teniendo unos precios algo superiores y sus por otra parte excelentes dispositivos parecen aparecer en el mercado algo más tarde de su pretendida competencia… pero sin aprovechar ese retardo para tratar de mejorar sus prestaciones. Algo que en otras parcelas (véase portátiles) también parece cada vez más preocupantemente habitual en Sony, que además en el caso de los lectores de libros electrónicos cuenta con una importante desventaja: la carencia de un entorno propio.

Barnes&Noble y Amazon cuentan con sus propias tiendas online de libros y los lectores Nook y Kindle son casi una excusa para seguir vendiendo libros. Por otra parte los tablets de Apple y los que cuentan con SO Android también tiene su propio ecosistema con tiendas donde adquirir aplicaciones y libros electrónicos pero en Sony se han perdido ese paso.

En cuanto a las características del dispositivo, cuenta con pantalla táctil de tinta electrónica en tamaño de 6″, una batería que le proporciona de media un par de meses de autonomía y espacio de almacenamiento para 2 GB de contenidos.

La desventaja con su más inmediato competidor, el Nook Simple Touch se va a un insalvable 30% ($100 del de Barnes&Noble por 130 del de Sony) así como del Kindle Touch WiFi ($99) con el que comparte la prestación de la conectividad inalámbrica.

La función estrella de este PRS-T2 tiene que ver con la capacidad de poder intercambiar textos con Facebook o Evernote gracias al WiFi, pero con todo y pese a la innegable calidad habitual en los productos Sony da la sensación de que llega algo tarde al mercado. ─[Cnet / Wikipedia]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor