Publicidad de calidad

Movilidad

La publicidad a través de Internet va haciéndose cada día un hueco entre
los medios tradicionales, a medida que la Red va asentándose en la
sociedad.

Estados Unidos, país donde Internet vio la luz, es el faro para todos

los países con cierto peso en el mundo de las Nuevas Tecnologías. Y como

siempre hay que observar al vecino afeitarse las barbas, para poner las

nuestras a remojo, no podemos quitar la vista de lo qué está sucediendo

allí respecto a la publicidad.

En un sistema político como

el estadounidense, que está encauzado en gran medida por la influencia

de los grupos de presión sobre partidos y representantes se deja notar

de modo casi instantáneo. Y no es una excepción la publicidad.

Grandes compañías publicitarias, medios de comunicación y grupos relacionados

con la explotación de Internet tienen su voz en Washington y

consiguientemente presionan para poder utilizar la Red según sus

propósitos. Estos propósitos, en la cuestión que nos atañe, son

establecer las condiciones de que la publicidad a través de Internet sea

tan legítima como en cualquier otro medio.

La legislación

que hemos visto aprobar en las últimas semanas en EEUU es una buena

muestra de ello. El apoyo mayoritario de los parlamentarios también es

un signo del interés generalizado que existe para que Internet no se

convierta en un campo de batalla electrónica inútil. ¿Cuánto tiempo

deberá pasar para que se imiten las medidas pioneras que allí se han

adoptado?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor