Publicidad reversible: competencia de logos para marcas sin problemas de identidad

EmpresasMarketingPublicidad

¿Te quedas un poco descolocado al ver estos logos? ¿Tienes que esperar a un segundo golpe de vista para darte cuenta de que hay algo raro en ellos? Piensas en Domino´s Pizza, YouTube, Skype o Ford pero algo te dice que la vista te engaña? Es lo que sucede cuando tomamos un reconocido logotipo y en lugar del nombre de la marca correspondiente ubicamos otra del mismo sector. A continuación tenemos más desconcertantes ejemplos que nos ayudan a  confirmar que fondo y forma en publicidad e imagen de marca son elementos indisolubles.

Es muy duro alcanzar el estatus de marca corporativa reconocible más allá de las letras que lo identifican. Casos como Nike o Adidas, que les basta un swoosh o tres rayicas para ser reconocidos mundialmente son paradigmáticos, pero hay más casos de los que a priori podíamos pensar en que hemos identificado tanto el nombre con una particular grafía o colores o tipografía que cuando nos colocan esa parte formal con otro nombre puede que en un primer momento no reconozcamos la mutación aunque algo nos diga que no todo es como solía.

Jugando con ese concepto el diseñador Graham Smith ha tomado una serie de conocidas marcas de servicios online o marcas comerciales y las ha transmutado en otras distintas (a veces, para más escozor, su más impenitente competencia) confundiendo nuestro cerebro hasta el punto de que en algunos casos te va a costar reconocer cuál es la marca original. Puedes ver el trabajo completo de confusión corporativa en I’m Just Creative y, entre otras cosas, darte cuenta de que la gran mayoría de marcas relacionadas con Internet más que diseños de logos, en realidad, son tipografías.

¿Cuántas eres capaz de identificar correctamente? ─[I’m Just Creative vía Design Taxi]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor