Purificador de aire con un arte "que no se pué aguantar"

Empresas

¿Es una nevera? ¿Es un plasma? ¿Una máquina expendedora? ¡No! Un purificador de aire. Al igual que los aparatos de aire acondicionado, estos aparatos, por regla general, son bastante feos. Un gran trasto metálico pegado a la pared. ¡Vaya! Como los cuadros, si obviamos lo de metálico. Así lo han debido de pensar los de Rabbit Air con su purificador Minus A2. Puedes ver otros de sus interesantes diseños tras dar el decorativo salto.

Hay cuatro diferentes cubiertas decorativas para estos purificadores. Aunque son pocas en cantidad, la diferencia de estilo entre unas y otras es tan grande que es improbable que los tonos de alguna no queden bien en nuestro hogar.

Lo puedes conseguir por unos 415 euros, con pequeñas diferencias dependiendo del modelo en concreto. Pero, ¿qué precio tiene el estilo? Se puede encontrar incluso la “Gran Ola” de Katsushika Hokusai. —Javier G. Pereda [Rabbit Air]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor