Catar quiere refrescar el mundial de 2022 con nubes artificiales

EmpresasInnovación

Pocas cosas son tan evidentes en el mundo como que la crema solar te protege de los rayos del sol y que los responsables de designar a Catar para el mundial de fútbol de 2022 estaban más untados que las tostadas de tulipán.

Estos dos hechos al parecer inconexos tienen mucho que ver, ya que los asistentes a ese mundial necesitarán grandes dosis de crema solar para resistir el sol catarí, o ya puestos directamente ponerse tulipán en la piel.

Pero tranquilos, siguiendo las ideas absurdas para evitar el problema del excesivo calor, como cambiar el calendario, ahora llegan las nubes artificiales por control remoto.

¿Qué no hay estadios suficientes? No hay problema, construyamos como locos. ¿Qué hace sol y unos agobiantes 50 grados? Tampoco pasa nada, basta con crear nubes artificiales del tamaño de un avión hechas de fibra de carbono con helio y recubiertas de paneles solares.

Esta es la idea del Dr. Saud Ghani, jefe del departamento de mecánica e ingeniería industrial de la Universidad de Catar, que planea soltar estas “nubes” para ofrecer sombra y bajar la temperatura más de 10 grados.

Las robonubes seguirían la trayectoria del sol gracias a sus cuatro motores eléctricos y se colocarían de tal manera que aliviarían al personal además de ofrecer mejoras en las comunicaciones inalámbricas y una cámara aérea. Todo ello por aproximadamente 500.000 dólares.

Se rumorea que el gobierno catarí se está planteando también ser sede de los juegos olímpicos de invierno creando una delegación especial que cuenta con Berlusconi y Ruiz Mateos como consejeros para convencer al comité olímpico y prevé el secuestro de Ull y Quíone para solventar problemas técnicos.— Dani Burón [CNN]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor