Qualcomm, acusada de monopolio por la FTC

EmpresasJusticiaMovilidadRegulaciónSmartphones

El organismo de comercio considera que el fabricante de chips para smartphones ha impuesto royalties elevados y cláusulas abusivas a sus licenciados.

Qualcomm vuelve a tener problemas con la justicia. El fabricante de procesadores para smartphones ha sido acusado por la Federal Trade Commission (Comisión Federal de Comercio de EE.UU) de mantener un monopolio para los chips de teléfonos móviles mediante una política de “si no hay licencias, no hay chips” e imponer requisitos “onerosos”.

Qualcomm reconoció que cualquier competidor que ganara el negocio de Apple se volvería más fuerte y utilizó la exclusividad para evitar que Apple trabajara y mejorara la efectividad de los competidores de Qualcomm”, señala la FTC en el documento.

La comisión asegura que las patentes de Qualcomm son patentes tecnológicas esenciales para la industria y deberían ser licenciadas a sus rivales bajo condiciones justas, razonables y no discriminatorias (FRAND).  “Los clientes de Qualcomm han aceptado royalties elevados y otros términos de licencia que no reflejan una evaluación de términos por parte de un tribunal u otro árbitro neutral que determine lo que es justo y razonable”, indica el organismo de comercio.

Por su parte, el fabricante ha enviado un comunicado en el que se defiende de estas acusaciones. “Qualcomm nunca ha retenido o amenazado con retener el suministro de chips para obtener un acuerdo de términos de licencia injustos o no razonables” reza el escrito. “La alegación de la FTC está al contrario, la tesis central de la queja es incorrecta”.

No es la primera vez que Qualcomm se tiene que enfrentar a este tipo de litigios. A finales de diciembre Corea del Sur multó a la empresa con 854 millones de dólares por haber llevado a cabo prácticas injustas en patentes, siendo la mayor sanción económica que se había impuesto nunca en el país. En 2008 la KTFC (Korea Fair Trade Commission) ya había multado a la casa con otros 273.000 millones de won por abuso de posición dominante con los chips CDMA.

En febrero de 2015 la compañía de chips también tuvo que aflojarse el bolsillo. China consideró que Qualcomm había violado sus leyes antimonopolio y le pidió 975 millones de dólares como compensación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor