Qualcomm apoyará la expansión internacional de los fabricantes chinos

Empresas

Crea una unidad para ayudar a los fabricantes chinos de smartphones a vender sus productos en el extranjero. Con ello quiere mejorar sus relaciones en China.

El fabricante estadounidense de chips Qualcomm quiere posicionarse como un socio valioso para los planes chinos de reducir su dependencia de la tecnología extranjera. Para ello, ha creado una unidad específica para ayudar a los fabricantes chinos de smartphones a vender sus productos en el extranjero.

Steve Mollenkopf, director ejecutivo de Qualcomm, declaró que ahora hay más clientes chinos que han mostrado su voluntad de firmar acuerdos de licencia. Pero las ventas en este país son cada vez más importantes para Qualcomm, por lo que la compañía de San Diego está intensificando sus esfuerzos para atraer a fabricantes de teléfonos inteligentes chinos que buscan construir negocios globales, como Xiaomi y Huawei, además de otras empresas que son poco conocidas fuera de China.

En este sentido, Qualcomm ha establecido una oficina de globalización en Shenzhen para ayudar a los fabricantes de smartphones chinos a conectar con los mercados exteriores, según explicó Jeff Lorbeck, vicepresidente Qualcomm China, al Wall Street Journal.

“Una de las nuevas cosas que estamos haciendo es una reorientación importante de nuestros esfuerzos en el apoyo a nuestros clientes chinos para exportar fuera de China“, dijo Lorbeck.

La medida es parte de los esfuerzos de la compañía estadounidense para mejorar sus relaciones con el Gobierno de Pekín, deteriorada a raíz de una serie de acusaciones de monopolio. Qualcomm obtiene alrededor de la mitad de sus ingresos en China, pero la compañía se ha topado con varias complicaciones en el país asiático.

Qualcomm no es el único fabricante de procesadores con sede en Estados Unidos que está tratando de estrechar sus relaciones con los clientes chinos. Por ejemplo, Intel ha intensificado las inversiones en fábricas en el país y ha cortejado a varios fabricantes de hardware de Shenzhen para colocar más tecnología Intel en ordenadores y tablets.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor