Qualcomm se defiende frente a las acusaciones de monopolio y ataca a Apple

EmpresasLegalRegulación

El fabricante de chips cree que la compañía de la manzana se encuentra tras los cargos de la FTC.

Hace unos días informábamos de que la FTC (Comisión Federal de Comercio de EE.UU) había acusado a Qualcomm de mantener un monopolio sobre los chips de los teléfonos móviles con requisitos de licencias abusivos y de intentar evitar la buena marcha de Apple.

En principio el fabricante de procesadores envió un comunicado defendiéndose de estos cargos en el que aseguraba que en ningún caso había “retenido o amenazado con retener el suministro de chips para obtener un acuerdo de términos de licencia injustos o no razonables” Además, esgrimía que “la alegación de la FTC está al contrario, porque la tesis central de la queja es incorrecta”.

Sin embargo, Qualcomm ha ido más allá y no solo ha dado una explicación más extensa de su postura, sino que ha arremetido contra la firma de Cupertino a la que acusa de haber iniciado la queja por parte de la FTC, según se hace eco TechCrunch.

“Mientras que todavía estamos en el proceso de revisión de la demanda en detalle está bastante claro que las afirmaciones de Apple son infundadas.  Apple ha tergiversado intencionalmente nuestros acuerdos y negociaciones, así como la dimensión y el valor de la tecnología que hemos inventado, a la que hemos contribuido y hemos compartido con los fabricantes de dispositivos a través de nuestro programa de licencias” comenta el vicepresidente y consejero general de la compañía, Don Rosenberg. La comisión señalaba en su documento que las patentes de Qualcomm deberían ser consideradas como esenciales para la industria y deberían ser licenciadas a sus rivales “bajo condiciones, justas, razonables y no discriminatorias”.

Por otro lado, Rosenberg también asegura que la empresa de la manzana ha estado “promoviendo activamente ataques regulatorios contra los negocios de Qualcomm en varias jurisdicciones de todo el mundo” y pide que escuchen a la compañía de chips en el tribunal “donde tendremos derecho a un descubrimiento comleto de esas prácticas de Apple y un examen robusto de los méritos”.

No es la primera vez que Qualcomm se tiene que enfrentar a este tipo de litigios. A finales de diciembre Corea del Sur multó a la empresa con 854 millones de dólares por haber llevado a cabo prácticas injustas en patentes, siendo la mayor sanción económica que se había impuesto nunca en el país. En 2008 la KTFC (Korea Fair Trade Commission) ya había multado a la casa con otros 273.000 millones de won por abuso de posición dominante con los chips CDMA.

En febrero de 2015 la compañía de chips también tuvo que aflojarse el bolsillo. China consideró que Qualcomm había violado sus leyes antimonopolio y le pidió 975 millones de dólares como compensación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor