Qualcomm puede convertirse en el mayor accionista de Sharp

Empresas
Sharp

Qualcomm podría invertir un máximo de 10.000 millones de yenes en Sharp atraído por la tecnología de monitores IGZO de la compañía japonesa.

Sharp, que el mes pasado hacía una advertencia sobre su capacidad de supervivencia, ha firmado un acuerdo con Qualcomm, uniéndose con la compañía americana para la fabricación de monitores, aseguran desde Bloomberg.

De forma que Qualcomm invertirá unos 10.000 millones de yenes, 121,5 millones de dólares, para el desarrollo conjunto de pantallas IGZO, una tecnología propiedad de Sharp que podría convertirse en el futuro de las pantallas de los ultrabooks.

El acuerdo contempla la venta de acciones por valor de 5.000 millones de yenes (61 millones de dólares), lo que daría a Qualcomm una participación en Sharp del 2,6% basado en el valor de mercado de ayer, 191 millones de yenes.

Sharp, el mayor fabricante de pantallas de cristal líquido del mundo, lleva perdidos 103.000 millones de yenes en los primeros seis meses del año debido no sólo a una caída de la demanda, sino a la competencia de otras compañías, en particular la de Samsung.

El mes pasad Sharp hizo públicas sus dudas sobre su capacidad para sobrevivir después de vaticinar una pérdida de 450.000 millones de yenes para todo el año. La compañía alcanzó un acuerdo preliminar con Foxconn, a la que vendió una participación valorada en 67.000 millones de dólares; pero la caída de las acciones de Sharp han llevado a una renegociación de los términos del acuerdo, que podrían alargarse hasta marzo.

Sharp mantiene conversaciones con Dell por una inversión de unos 240 millones de dólares, según se informaba la semana pasada, aunque ninguna de las compañías han querido hacer comentarios a la información.

Intel también ha sido contactada por los directivos de Sharp y podría realizar una inversión de 40.000 millones de yenes, aunque tampoco se han ofrecido muchos más detalles.

IGZO

La tecnología IGZO (Indium gallium zinc oxide) de Sharp utiliza un material semiconductor que sustituye el silicio amorfo por una capa activa en la pantalla de una LCD; esto no sólo ofrece una mayor densidad de pixeles, sino un menor consumo de energía. A diferencia de las pantallas LCD, que necesitan una corriente de alimentación constante, la tecnología de Sharp utiliza energía sólo cuando el usuario presiona la pantalla.

Se sabe que Apple estuvo estudiando la posibilidad de utilizar los paneles IGZO en las últimas versiones de sus ipadas e iPhones, pero la tecnología no estaba madura y lo descartó. Pero ahora que Sharp está desarrollando este tipo de paneles para todo tipo de dispositivos es posible que la compañía de Cupertino quiera utilizarlos en futuros productos, lo que permitiría no sólo triplicar la vida de la batería sino ofrecer una mayor sensibilidad táctil.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor