Que no cunda el pánico: 5 consejos para CEOs primerizos

Empresas

Ser CEO de una startup es siempre un reto, pero ser CEO por primera vez es especialmente difícil. ¿Cómo comportarse? ¿Cuál es la receta para el éxito? Recopilamos algunos consejos para CEOs primerizos.

Cualquier persona que de pronto se encuentre por primera vez ante la tarea de ser CEO de una startup, ya sea propia o ajena, se preguntará varias veces si está preparado y si podrá estar a la altura de tal responsabilidad. Todos los CEOs con experiencia aseguran que tener esas dudas es normal e inevitable y que, al fin y al cabo, la única forma de comprobar si uno está preparado o no aceptar el reto y convertirse en CEO. Para que la tarea sea algo más sencilla, eso sí, aquí van cinco consejos para CEOs primerizos:

1. Confía en tus empleados (y deja que trabajen). Todo CEO debe rodearse de un equipo de trabajadores en cuya visión y buen hacer confíe plenamente. Es necesario saber delegar en ellos y sobre todo dejarles hacer su trabajo, sin interrumpirles constantemente o limitar su libertad y creatividad. La tarea del CEO es centrarse más en la visión general y en las tareas de dirección y gestión de la empresa. Si se ha contratado a esos empleados es porque se confía en ellos.

2. No tener miedo a tomar decisiones. Los CEOs primerizos suelen estar llenos de buenas intenciones: buscan crear el mejor lugar de trabajo posible para sus empleados, con unas condiciones ideales, como medio para sacar la startup adelante. No obstante, muchas veces al sumergirse en los números se detectan cosas que no funcionan y se verá que es necesario tomar alguna decisión poco popular. Si esa decisión va a ser lo mejor para la startup, no debería frenarse solo porque no vaya a gustar a los empleados. Como asegura Dick Costolo, un CEO no puede esperar gustarle a todo el mundo.

3. No olvidar nunca el negocio. La mente de un CEO debe estar totalmente volcada en la startup de la que es la cabeza visible y verlo todo a través del filtro del negocio. Uno nunca sabe dónde va a aparecer la inspiración para la idea que hará que la startup llegue al éxito. Quizá sea tras una charla con inversores, pero también puede ocurrir mientras se ve una película.

4. No saturar la agenda. Cualquier empleado sabe que en un 90% de las ocasiones las reuniones sirven tan solo para perder el tiempo. Un CEO con su día dividido en pequeños fragmentos de tiempo no será capaz de sentarse a reflexionar y dejar que sus pensamientos fluyan. Esta fluidez es clave para ver las cosas claras y ser capaz de tomar mejores decisiones.

5. Conoce a tus empleados. ¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada miembro de tu equipo? Tener esta información te servirá para saber con quién contar en cada momento y cómo van a reaccionar en situaciones de estrés. Para saberlo, además de realizar una buena entrevista de trabajo, es esencial que el CEO se deje ver por la startup, que sea fácil hablar con él en situaciones más informales. Hablar con los empleados es, además, una forma muy valiosa de conseguir feedback acerca de cómo funciona la empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor