¿Qué puede aportar la nube al desarrollo de tu empresa?

Cloud

Analizamos cuatro de los servicios en la nube más completos y populares, y las ventajas que ofrece cada uno para las empresas.

Hace pocos años, la nube era una gran desconocida para los responsables de TI del común de las empresas, sobre todo de las pymes. Poco a poco, el cloud computing fue haciéndose más conocido y venciendo las reticencias en términos de acceso, seguridad y coste, hasta el punto de que cada día son más las empresas que confían en las soluciones cloud. Un 64% de las empresas españolas usa actualmente este tipo de soluciones, fundamentalmente software de gestión, según un estudio de SoftDoit.

Precisamente para una pequeña o mediana empresa la nube tiene un importante papel en su desarrollo. El almacenamiento en la nube, sin ir más lejos, evita las incomodidades y el coste de instalar y mantener servidores en sus oficinas para que todos los empleados puedan acceder y compartir archivos.

Pero el almacenamiento no es ni mucho menos el único servicio que ofrecen los proveedores cloud. Bases de datos, herramientas de productividad, computación, herramientas para administradores y desarrolladores, seguridad, servicios móviles, aplicaciones, mensajería, CRM, analítica, inteligencia artificial, Internet de las Cosas… la nube ofrece un abanico tan amplio como las propias necesidades de las empresas.

Es cuestión, pues, de decidir las funciones que precisamos y el precio que estamos dispuestos a pagar. A continuación vamos a ver los servicios en la nube más completos y populares, y las ventajas que ofrece cada uno.

Empezamos por Amazon Web Services. Es una colección de servicios que en conjunto forman una plataforma de computación en la nube, ofrecidos a través de Internet por Amazon.

Amazon Web Services (AWS) ofrece una veintena de productos globales basados en la nube, desde aplicaciones de informática, almacenamiento, bases de datos, análisis, redes, móviles, herramientas para desarrolladores, herramientas de administración, IoT, seguridad y empresariales.

Estos servicios ayudan a las empresas a una amplia variedad de cargas de trabajo, como las aplicaciones web y móviles, el desarrollo de juegos, el almacenamiento y procesamiento de datos, el archivado y muchas otras.

Además de una capa gratuita disponible durante 12 meses, AWS ofrece un sistema de pago por uso en más de 70 servicios en la nube. Sólo se paga por los servicios individuales que necesita durante el tiempo que los necesita, sin contratos a largo plazo y, una vez que cancela el servicio, no se aplican cuotas de cancelación. Por ejemplo, el coste de un servidor virtual en la nube Amazon EC2 con 1 GB de almacenamiento es de 15,10 dólares (13,50 euros). Si añadimos herramientas de productividad como Amazon WorkDocs, el precio se incrementa en 5 dólares por usuario al mes. Y si precisamos servicios más sofisticados como la base de datos Amazon RDS, habrá que abonar 8 céntimos por hora.

1-aws

La nube de Microsoft: Azure

La nube empresarial de Microsoft, Microsoft Azure, es una colección de servicios integrados en la nube dirigida a los desarrolladores y profesionales de TI para crear, implementar y administrar aplicaciones a través de la red global de centros de datos de la corporación estadounidense, presente en 40 regiones.

Azure ofrece un amplio abanico de soluciones y servicios de infraestructura, plataformas de desarrollo y datos, en modalidades IaaS, PaaS y SaaS, para dar respuesta a las necesidades de cada empresa, desde herramientas de marketing digital para realizar campañas digitales personalizadas y escalables, a análisis de datos en tiempo real para una mejor toma de decisiones, pasando por soluciones de Internet de las Cosas o por la integración de aplicaciones, datos y procesos sin problemas.

La nube de Microsoft posee un alcance global y permite a las empresas adoptar una estrategia “all cloud” o híbrida, donde extender su infraestructura on-premise al cloud y viceversa. Para la compañía, la clave del cloud híbrido es la consistencia del stack tecnológico, con un un modelo de programación uniforme, un modelo unificado de devops y una gestión de identidades y seguridad común.

Para José Bonnin, responsable del Cloud and Enterprise Business Group en Microsoft Ibérica, la ventaja comparativa de la nube de Azure se basa en tres ideas: “Somos globales, somos híbridos y estamos seguros”. A estos tres rasgos se une el extenso portfolio de productos y el enfoque abierto y flexible en la nube, junto a la dilatada experiencia de Microsoft en servicios empresariales altamente escalables, como Office 365, Xbox Live o Skype, lo que le ha ayudado a diseñar “soluciones cloud fiables y seguras”.

Azure permite a las empresas, sean del tamaño que sean, disponer de una solución a su medida sin necesidad de inversiones en infraestructura. Así, pueden disponer de máquinas virtuales, bases de datos, servicios cognitivos, plataformas de IoT… ofrecidas con contratos de servicio de nivel empresarial.

Gracias al plan de pago flexible de la nube de Microsoft, que incluye la posibilidad de pagar sólo por aquellos recursos que se utilicen, no es necesario realizar un desembolso inicial y existe la opción de cancelarlo en cualquier momento sin penalización.

Por ejemplo, Azure Cloud Services tiene un precio de entre 2 céntimos y 2,22 euros por hora, dependiendo del tamaño de disco y la memoria utilizada. El servicio SQL Database cuesta entre 62,75 y 587,90 euros mensuales en función del almacenamiento y el número de bases de datos por grupo. Y las Virtual Machines de uso general salen por entre 11,30 y 574,72 euros al mes, dependiendo del número de núcleos, RAM y tamaño de disco.

2-microsoft_azure

Google Cloud

Otra plataforma cloud de implantación global es Google Cloud. La nube de Google ofrece a las empresas cloud computing, servicios de alojamiento y APIs de desarrollo de aplicaciones y web.

Isaac Hernández, country manager de Google Cloud para España y Portugal, destaca como principales características de Google Cloud Platform su funcionalidad, seguridad y privacidad. La infraestructura segura, global, de alto rendimiento, rentable y en constante evolución de la nube de Google posee “múltiples beneficios, como la redundancia en caso de algún fallo o la latencia reducida”, según Hernández.

Google Cloud brinda a sus clientes empresariales diversos servicios. En primer lugar, recursos informáticos, desde máquinas virtuales hasta una plataforma de desarrollo de aplicaciones totalmente administrada. También almacenamiento de objetos y bases de datos escalables, resistentes y de alto rendimiento para sus aplicaciones. Y productos de redes definidos mediante sofware de última generación en la red de fibra privada de Google.

Asimismo, las pequeñas y medianas empresas pueden optar por herramientas de administración –supervisión, registro, diagnóstico… todo en una misma consola de administración web o una aplicación móvil- y para desarrolladores, con las que pueden desarrollar e implementar sus aplicaciones con su interfaz de línea de comandos.

Finalmente, Google Cloud Platform posee servicios de big data (almacenamiento de datos totalmente administrado, procesamiento por lotes y de transmisiones, exploración de datos, Hadoop/Spark y mensajería fiable); servicios de aprendizaje automático rápidos, escalables y fáciles de usar con modelos propios o ya preparados, y de identidad y seguridad, con los que controlar el acceso y la visibilidad de los recursos en una plataforma protegida por el modelo de seguridad de Google. 

En cuanto a los precios, la infraestructura técnica de Google se ha desarrollado para  que “las empresas puedan hacer más por menos”, en palabras de Isaac Hernández, que asegura que, de media, pagan un 60% menos que con otros proveedores de nube. Además, existen ciertas ventajas adicionales: se factura por minutos en lugar de por horas, no hay costes por adelantado, se paga por los servicios que se vayan necesitando y no hay compromiso de permanencia. Así, una estructura básica de computación en la nube saldría por 120 euros.

3-Google_cloud

Cloud IBM

Por último, un veterano proveedor de soluciones informáticas para la empresa, como es IBM, también dispone de una oferta completa en la nube. Con más de 400 servicios cloud, el gigante azul está apostando por áreas innovadoras, como blockchain, contenidos de vídeo, robótica, Internet de las Cosas, computación cognitiva, etc.

La próxima fase de Cloud IBM girará alrededor de los servicios en la nube por industria, con más valor y mayores márgenes, aprovechando su tecnología de inteligencia artificial Watson. La compañía está creando ecosistemas industriales específicos en la nube (como Watson Health y Watson IoT) y ecosistemas para desarrolladores (datos como servicio, Watson APIs, Blockchain y Quantum).

Angel Moreu, directora de Cloud IBM para España, sostiene que la migración a la nube pasa por un modelo de cloud híbrida y aquí “IBM es la mejor opción para los clientes, junto con sus socios VMware y SAP”. Gracias a la posibilidad de mezclar soluciones de nube pública y privada, es el segmento de cloud que más crece en el sector empresarial.

IBM permite a los desarrolladores crear sus aplicaciones en la nube en Bluemix (Swift, GitHub, Java) en tecnología abierta (OpenStack, Cloud Foundry, Docker), facilitando la conexión con la infraestructura tecnológica existente. Actualmente, más de 20.000 desarrolladores se unen a Bluemix a la semana, y son ya un millón de desarrolladores los que han utilizado esta plataforma durante los últimos dos años.

El esquema de precios de Cloud IBM es de pago por uso, con posibilidad de utilizarlo de manera gratuita, si no se llega a un mínimo de uso, durante un año. A modo de ejemplo, el precio de los servicios Liberty For Java y SDK para Node.js es de 6 céntimos por hora, y el de los contendedores de 25 céntimos por hora. Algunos servicios básicos de Watson, como Conversation y Discovery, son gratuitos, así como Active Deploy (DevOps), el plan de gestión de datos Cloudant NoSQL DB, y Blockchain. La integración API Connect cuesta 80 dólares por cada 100.000 llamadas mensuales.

4-ibm_cloud

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor