¿Qué puedes hacer con 111 botellas de Coca-Cola? Una silla de Coca-Cola

Empresas

Emeco es una marca de muebles autora de una nueva versión de un diseño ya clásico de sillas, la 111 Navy Chair. Hasta ahora lo podías ver en múltiples series de tv y películas como la típica silla de aluminio en las salas de interrogatorio policial o como pieza de diseño en comedores modernos.

Coca-Cola se ha unido a Emeco para dar una segunda oportunidad a sus botellas de PET (tetraftalato de polietileno) recicladas. En concreto a 111 de ellas, que son las necesarias para convertirse en una de estas sillas. ¿Deseas saber más?

La compañía fabricante de la chispa de la vida llevaba tiempo dándole vueltas a qué hacer con 3 millones de botellas de plástico al año que debían reciclar. Mi profesor de Derecho Penal, el mítico Landrove, decía que “en los países de nuestro entorno el legislador se sienta y piensa… en España el legislador se sienta”. En USA por lo visto se fijan más en dónde se sientan así que a alguien se le encendió la bombilla de aprovechar las circunstancias y quizá todos salgamos ganando.

La silla estará fabricada de un compuesto en el que se mezclará el PET reciclado de esas 111 botellas junto con pigmento y algo de fibra de vidrio para darle mayor resistencia, que todo hay que decirlo, este invierno nos hemos pasado con los turrones. La nueva versión de la Navy Chair puede elegirse en varios colores, rojo, blanco, gris, verde, naranja y negro y es resistente a la intemperie, con lo que quedará perfecta en tu terraza.

Coca-Cola le dará por fin un uso a sus botellas para reciclar, los señores de Emeco se hincharán a hacer sillas, nosotros nos la compraremos y nuestras visitas tendrán por fin un asiento cómodo en casa para descansar mientras se toman un refresco… de cola… con burbujas… es el ciclo de la vida. Puedes buscarlas en las tiendas a partir de este verano. ─Antonio Rentero [Emeco]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor