Adquisiciones y FusionesEmpresas

Qué significa el spin-off de Yahoo para el futuro de la compañía

yahoo-marissa-mayer
2 10

Los rumores de venta se han multiplicado tras el anuncio del spin-off y la cabeza de Marissa Mayer parece estar en más peligro que nunca.

El futuro de Yahoo lleva unos años siendo incierto, con una pregunta que repetían con frecuencia los inversores de vez en cuando: ¿qué va a hacer la firma con su parte en Alibaba? Tener en una misma compañía todo el negocio de Yahoo y las acciones de la firma en el gigante chino fue siempre confuso, dificultando su valoración. Ahora han tomado una decisión, aunque es la contraria a la esperada: harán un spin-off con todo el negocio central de Internet de Yahoo y dejarán la compañía existente con ese 15% de acciones en Alibaba que poseen.

¿Qué significa todo esto? Varias cosas. En primer lugar, supone la desarticulación de los planes de su CEO, Marissa Mayer, cuya idea era formar el spinoff con la parte de Alibaba y no viceversa. Mayer hace ya tiempo que ha dejado de ser adorada por accionistas e inversores, que ven cómo pasa el tiempo y su promesa de sacar a la compañía del agujero no se acaba de cumplir. Que finalmente se haya optado por un plan contrario a los suyos, deja también un poco en el aire su futuro en la compañía.

En segundo lugar, y aunque Mayer haya dicho que no es una opción, aparece de forma mucho más clara la posibilidad de que la firma acabe vendiendo el negocio central de Yahoo. La CEO de la compañía dice que vender no es la idea porque, principalmente, el negocio está infravalorado y si “la gente no se puede hacer una idea del verdadero valor de lo que ofreces, normalmente no es un buen momento para vender”.

¿Las dudas? Maynard Webb, presidente de la firma, asegura que en realidad echarán un vistazo a las ofertas de compra que haya, ya que se trata de su deber. Eso sí, el proceso de spin-off podría durar alrededor de un año, lo que podría alejar a potenciales compradores.

La razón detrás del spinoff: los impuestos

Desde que Yahoo anunció hace un par de días que finalmente optarían por realizar un spinoff pero de su negocio central, analistas y expertos empezaron a preguntarse a qué se debía la decisión. Hay unas cuantas teorías, pero la más plausible posiblemente sea la que ellos mismos dieron en el comunicado en el que anunciaban la decisión: era una cuestión de impuestos.

Yahoo llevaba unos meses intentando lograr que el Internal Revenue Service (IRS), la agencia federal de Estados Unidos que se ocupa de la recaudación fiscal, les permitiese realizar un spin-off libre de impuestos. El IRS contestó a la petición solo con su silencio, con lo que estaba claro que no iban a lograr librarse. No obstante, parece que en el último momento alguien tuvo la feliz idea de hacerlo al revés: como el negocio de Yahoo es menos valioso que su 15% de Alibaba, hacer el spinoff de esta parte sería más barato.

Por supuesto, esa no puede ser la única razón. El hecho de que la separación facilite también la valoración de ambos negocios por separado y haga que sea mucho más fácil que un comprador, llegado el momento, se haga con el negocio de Internet de Yahoo, posiblemente haya sido tenido en cuenta. Además, Mayer cree que así logrará frenar la fuga de talentos que estaba sufriendo la compañía.

¿Qué ocurrirá al final? ¿Salvará el spin-off a Yahoo? ¿Acabará por rematarla y dejará claro que tiene puesto un cartel de “en venta”? ¿Estará Marissa Mayer con la compañía hasta el final? Los próximos meses nos irán dando respuestas.