¿Quién será el nuevo CEO de Uber?

Empresas

Marissa Mayer, Sheryl Sandberg… desde que Travis Kalanick dejó su puesto hace más de un mes, la quiniela de nombres de posibles sustitutos no hace más que aumentar.

El pasado 20 de junio Travis Kalanick dimitió (una de esas dimisiones algo forzadas) como CEO de Uber, tras meses de escándalos y gracias sobre todo a la presión de inversores importantes que no querían que el nombre de la compañía estuviese tan unido a cosas como el acoso sexual o la quebrantación de las leyes. Como en toda salida algo precipitada de un alto cargo, Kalanick no tenía un sustituto preparado y listo para tomar el relevo. Uber lleva más de un mes en plena búsqueda de CEO.

Las especulaciones, como siempre en estos casos, no tardaron en llegar. Es fácil: solo hay que echar un vistazo a altos cargos del sector, a gente con experiencia al frente de una firma tecnológica que pueda estar dispuesta a tomar las riendas de Uber porque, o bien está en plena búsqueda de nueva compañía o porque quiere crecer y en el lugar en el que está sabe que llegar a CEO es casi imposible.

Estos dos casos los cumplen a la perfección dos de las personas cuyos nombres sonaron más durante este mes para sustituir a Kalanick: Marissa Mayer, recién relevada de su cargo como CEO de Yahoo, y Sheryl Sandberg, COO de Facebook y compañía en la que mientras Mark Zuckerberg siga vivo es difícil imaginarse a otra persona como CEO, especialmente ahora que ya ha superado los problemas y críticas con los que siempre se le atacaba en los primeros años.

Pero ¿será alguna de ellas la nueva CEO de Uber? Todo parece indicar que no. Sheryl Sandberg sería perfecta para cambiar uno de los problemas principales de la firma, su cultura tóxica, pero, como recogen en Recode, fuentes cercanas a la COO han dicho que está contenta en su puesto actual en Facebook. Además, en caso de querer abandonar la compañía, tendría a su alcance puestos mucho mejores que el de arreglar el caos de Uber. En cuanto a Mayer, su paso por Yahoo muestra que es lo contrario a Sandberg y que el tema de la cultura de la empresa no arreglaría. El nombre se rumorea, sí, pero no parece que sea algo que en Uber se estén planteando.

Más candidatas que no lo serán: Meg Whitman, Arianna Huffington y Susan Wojcicki

En estas últimas semanas han ido apareciendo más nombres, con una mayoría clara de candidatas frente a candidatos (quizá porque muchos piensan que si uno de los problemas de Uber era una cultura de acoso sexual que no se penalizaba, una CEO mujer es lo más adecuado para corregirla). Pero todas, una a una, han ido saliendo a la esfera pública para desmentir que estén considerando ponerse al mando de Uber.

Susan Wojcicki, al mando de YouTube en Google desde hace bastante tiempo, sería una buena elección: una alta ejecutiva con un montón de experiencia y unos pies llamativamente en la tierra en una industria llena de egos sobredimensionados. No obstante, su caso es como el de Sandberg: está contenta con su trabajo y no está pensando en cambiar. Y, especialmente, no le apetece meterse a arreglar el desastre de Uber, según fuenes cercanas.

Se ha hablado también de Arianna Huffington y su interés ha sido también descartado. «Arianna no tiene ningún interés en el puesto de CEO y de hecho como presidenta del comité de búsqueda está totalmente dedicada a encontrar el mejor CEO para Uber», aseguró Monica Lee, del departamento de comunicación de Thrive Global, la compañía de Huffington.

La última candidata en retirarse del juego de rumores ha sido Meg Whitman, actual CEO de HP. Su nombre había sonado tanto que tuvo que decir que no públicamente vía Twitter. «Normalmente no comento rumores, pero la especulación sobre mi futuro y Uber se ha convertido en una distracción», tuiteó esta misma semana. «Dejadme que lo más clara posible. Estoy comprometida por completo con HPE y planeo quedarme como CEO de la Compañía. Tenemos todavía mucho trabajo en HPE y no me voy a ninguna parte».

¿Se ha quedado Uber sin candidatos? No: el que más suena ahora es el de Jeffrey Immelt, que dejará de ser CEO de General Electric el 1 de agosto. No obstante, todavía no está confirmado y, de hecho, no se espera que Uber haga pública su decisión hasta septiembre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor