Quirky decide vender Wink tras declararse en bancarrota

Empresas

La empresa Quirky se ha declarado en bancarrota con el fin de poder reestructurarse e intentar seguir a flote. Parte de su plan consiste en la venta de Wink, su plataforma de robótica.

La startup Quirky se encuentra en una situación muy delicada, tanto que finalmente ha decidido declararse en bancarrota. La razón, según la propia compañía, se encuentra en que no han sido capaces de gestionar financieramente y de forma eficaz el desarrollo de dispositivos, como por ejemplo su monitorizador del estado de huevos.

A pesar de lo extraños que puedan parecer varios de estos productos producidos por Quirky, lo cierto es que su plataforma Wink sí que ha conseguido cierto éxito, y de hecho la empresa contaba con una importante financiación de 175 millones de dólares por parte de numerosos inversores, incluyendo RRE Ventures, Northwest Venture Partners y Andreessen Horowitz.

Quirky, en su proceso de bancarrota y reestructuración, ya ha tenido que despedir a 159 trabajadores, contando todavía con otros 90, y busca venderse en gran parte para poder hacer frente a las deudas y poder continuar en funcionamiento.

Dentro de esta reestructuración estaría la venta de su plataforma domótica Wink, en la cual estaría interesada su socio Flextronics, que podría pagar 15 millones de dólares por ella. En cualquier caso, Wink no desaparecerá y además de seguir ofreciendo soporte y actualizaciones, sus dispositivos todavía se encuentran disponibles en tiendas, por lo que sus usuarios pueden estar tranquilos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor