Radio digital, el próximo objetivo de la RIAA

Empresas

Las emisoras de radio digital, que ofrece calidad de CD, podrían permitir la copia sin trabas de las canciones que emiten.

Por el momento, esta noticia afecta a Estados Unidos, mercado de acción de la RIAA (Recording Industry Asociation of America), aunque, como todo, terminará llegando a Europa, España y seguro que la SGAE se hace eco de los avances y temores de su hermana americana.

Según hemos leído en News.com, la RIAA advirtió el pasado viernes que sin protecciones de copia, los amantes de la música podrían seleccionar las canciones que emiten las radios digitales a través de las ondas y distribuirlas posteriormente a través de Internet, aumentando las preocupaciones de la piratería de las discográficas.

Según los ejecutivos de la asociación americana, las autoridades reguladores y la Comisión Federal de Comunicaciones deberían asegurar que las estaciones de radio no conviertan las ondas herzianas en una gigantesca red para compartir archivos. “Un poco de prudencia ahora podría ser mejor a largo plazo”, comentó Mitch Bainwol, CEO de la RIAA en una conferencia de prensa.

Sin embargo, las estaciones de radio podrían resistirse a los plantes de la RIAA. “Queremos lanzar nuestra tecnología lo antes posible, y si esto va a retrasarlo, va a causar a los consumidores y locutores un montón de preocupaciones”, señaló Dennis Warton, portavoz de la National Association of Broadcasters.

La radio digital promete llevar calidad de sonido de CD a las emisoras de FM y calidad FM a la emisoras de AM, junto con un montón de información sobre la canción o el artista. Además, podrán enviar más de una señal al mismo tiempo.

En Estados Unidos casi 300 emisoras utilizan señales digitales o están en proceso. Desde la RIAA se afirma que en breve los reproductores de música digitales permitirán a los oyentes grabar ciertas canciones automáticamente cuando se estén emitiendo, dejándoles en libertar para conseguir una gran colección de música de forma gratuita, que de otra forma tendrían que pagar, y distribuirla a millones de usuarios a través de Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor