Rain Shield, el paraguas envolvente definitivo

Empresas

Aunque con un huracán como el Sandy, que está a punto de hacer su entrada en la Costa Oeste de Estados Unidos, lo mejor es quedarse en casa, lo cierto es que con vientos algo menos intensos un paraguas puede convertirse en un inútil accesorio al ser incapaz de protegernos adecuadamente de la lluvia. Pero un diseño como el que han ideado Lo Min-Sei y Liu Li-Hsiang puede ser la respuesta dado que además de evitar que te afecte el agua que llega desde arriba también intercepta el curso del agua que llega desde los laterales.

Casi parece un escudo antidisturbios o parte de algún disfraz para una convención de cosplay.

Al tradicional paraguas se le une un accesorio que complementa verticalmente su estructura aportando así una protección adicional, además de techo ya tenemos al menos una pared. Lo mejor es que a pesar de su aspecto tan aparatoso continúa (a su estilo) la proverbial habilidad de los paraguas para plegarse una vez que no se requiere de sus servicios.

En este caso, y dada su particular concepción física, en lugar de un bastón terminamos con algo parecido a uno de esos parasoles para coche que una vez plegados adoptan forma circular. No podremos apoyarnos en este paraguas al caminar pero tampoco se lo clavaremos a nadie. ─[Red Dot Design Awards]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor