Ráscate como un oso: de manera absurda

Empresas
0 0

Te pica la espalda. Piénsalo. Siente tu espalda, sé consciente de ella: tienes ganas de rascártela. ¡Qué gusto da calmar el picor! Aaaahhh… Pero no, no puede ser. Hay un punto al que no llegas. ¡Maldita sea! Apenas serán dos centímetros cuadrados, pero es el par de centímetros cuadrados que pican.
Este señor con cara de fan nos propone una solución: rascarnos como un oso. Puedes, a continuación, ver el vídeo de… en fin… un palo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=v53OCICVqio[/youtube]

Este tío no tiene nada que envidiarle  al vendedor del Monkey Island.

El nombre de su increíble y revolucionario invento es Bear Scracht, y como su propio nombre indica, “rascador de oso”, tienes que frotarte la espalda contra él como un desesperado, mientras llega Mowgli.

¿A que nunca viste un oso usando un rascador de espalda convencional? Prefieren los árboles. Claro que igual el hecho de que no tengan manos tiene algo que ver. No sé. — Javier G. Pereda [CrunchGear]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor