Rat Island, tu propia isla privada cerca de NYC por 180.000 €

Empresas

Tener una isla privada es uno de esos sueños de millonario que muy pocos se pueden permitir.

Tener una residencia singular en Nueva York es uno de esos sueños de millonario que muy pocos se pueden permitir.

Pero aunar ambas cosas parecía casi ciencia-ficción hasta que uno descubre que tan exclusivo emplazamiento está a la venta por poco más de lo que cuesta un piso normalito. Y aún hay más.

Situada a unos 400 metros de la costa de City Island, al este del Bronx, y a unos 20 kms del centro de Nueva York si vas en coche, también puedes acercarte a la Gran Manzana tomando el mítico y cinematográfico tren de Pelham.

La Isla de la Rata no es demasiado grande (unos 8.000 metros cuadrados) pero seguro que ahí cabe perfectamente un embarcadero y una casita. Una casita no demasiado grande, con altos pilares que la eleven del suelo y preferentemente situada en la parte más elevada de una isla que cuando hay tempestad y marea alta queda en gran parte cubierta por las olas.

Sin tendido eléctrico tendrías que proveerte de energía mediante placas solares y/o generadores eólicos (seguro que en es zona viento no faltará) y no te quedará más remedio que conectarte a Internet mediante 3G, pero quizá sea precisamente esa paz, esa falta de vecinos molestos y la siempre interesante posibilidad de coger la lancha y acercarte a Manhattan lo que la haga atractiva.

Ya en 2009 se puso a la venta por $300.000 y ahora su precio ha bajado a $265.000. Seguro que te da tiempo a ahorrar hasta que le vuelvan a bajar el precio y así mientras te planteas si la idea más apropiada para vivir ahí no será encargar que te construyan un pequeño faro.

Curiosamente, y al contrario de lo que su nombre parecería indicar, en ella no habita ninguna rata porque estamos hablando de una roca pelada en mitad de la bahía de Manhasset. Tiene una pequeña playa y no te faltarán oportunidades para practicar la pesca y otros deportes acuáticos.

Lo mejor es esa franja de seguridad de 400 metros de agua entre tu preciada isla privada y el vecino barrio del Bronx. Hasta que descubres que ellos también tienen lanchas. ─[NY Daily Times]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor