Ratón transparente con araña dentro [Veredicto: nadie querrá tocarlo, quizá ni tú mismo]

Empresas

Los ratones no son animales que coman arañas, pero este de la foto parece que tenía más hambre que el perro de un afilador, que perseguía las chispas para comer caliente.

Y es que encerrado en el interior del cuerpo acrílico hay atrapada una araña de verdad (ya muerta, evidentemente) de las grandecitas además, de las que encuentras en cualquier sitio y el salto que pegas casi rivaliza con el de estos simpáticos arácnidos (no, no son insectos).

Por si además no da ya bastante cosica, además el ratón con su araña dentro brilla en la oscuridad. Adiós a las madrugadas navegando por Internet y dejándote las pestañas en la pantalla del ordenador.

Seguro que nunca habrás enchufado a tu ordenador algo que diera tanto repelús.

Seguro que más de una vez apartarás la mano repentinamente del ratón creyendo que te vas a llevar un picotazo de la araña que está atrapada en su interior. La culpa la tienen los amigos del Instituto Smithsoniano, célebre centro que reune diversas colecciones artísticas, naturales y antropológicas en distintos museos norteamericanos (19 propios y más de 140 asociados) y que en su tienda no podía dejar de tener curiosidades como esta para los amantes de estos bichillos o para aquellos que están hartos de que alguien los toquetée el ordenador sin su permiso y optan por drásticas medidas, como la de quitar las ganas de coger el ratón. ─[AmazonSmithsonian]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor