Receta para mejorar la detección infrarroja: puntos cuánticos y oro

Empresas

¿Os acordáis de nuestros amigos los puntos cuánticos? Yo al principio tampoco, pero me he refrescado la memoria cuando he visto este importante avance del Instituto Politécnico Rensselaer. Porque cogiendo puntos cuánticos mezclados con oro (no agitados) y servidos en unos satélites en órbita permitirán multiplicar en un x20 la capacidad de resolución de sus cámaras infrarrojas. Si quieres ver los detalles del avance, o si eres un predator, tienes los detalles tras el salto.

Según el Instituto:

“La superficie del dispositivo contiene incontables nanoagujeros. Además, está cubierta con una capa de 50 nanómetros de oro. Cada agujero mide sobre 1’6 micras de diámetro, y 1 micra de profundidad. Están rellenos de puntos cuánticos, que son nano-cristales con propiedades semiconductoras y ópticas únicas.

La superficie de oro ayuda a conducir la luz directamente en los agujeros microscópicos y concentrarla de manera eficiente en los puntos cuánticos. Esta concentración refuerza la interacción entre la luz y los puntos, convirtiendo de mejor manera los fotones en electrones.”

Aplicaciones de esta tecnología se reflejarán en mejores cámaras infrarrojas situadas en los telescopios de satélites, por ejemplo. También mejores gafas de visión nocturna o aparatos médicos. Y es que todos los avances en gadgets que ahora nos parecen futuristas y que notienen nada que ver entre ellos tienen lugar en investigaciones como ésta. [Instituto Politécnico Rensselaer]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor