Recorre Escocia en un híbrido de camión viejuno y dormitorio de la bisabuela

EmpresasInnovación

Pongámonos en situación. Tu bisabuela Jacinta, de 98 esplendorosas primaveras, ha decidido que ya está bien de Euribors, Sálvame y de que no le suban la pensión y la buena mujer ha preferido marcharse plácidamente al otro barrio a ver (o haber, que dice la muchachada de la Generación LOGSE) si allí no está la cosa tan regulera. Y decide dejarte en herencia parte de su mobiliario más viejuno. ¿Qué hacer? Pues si vivieras en Escocia y tuvieras un camión del año que inventaron la tos podrías imitar a este señor que ofrece tan insólita combinación para que los turistas puedan recorrer las Tierras Altas.

El Parque Nacional Cairngorms, en Escocia, es uno de esos parajes de sobre cogedora belleza que nos conectan con la Madre Tierra. Pero pilla muy lejos y luego es un follón tener que volver a dormir al bed ADN breakfast.

Una buena solución son las roulottes y autocaravanas, pero se rompe todo el encanto de una zona que parece atrapada en el tiempo. Por eso un ocurrente escocés de nombre Walter ha ideado reconvertir un antiguo camión de reparto de cerveza en casa rodante, y para no romper la magia del encanto retro nada como instalar un mobiliario incluso anterior al año 1956 en que se fabricó el vehículo.

Cama de hierro, muebles de madera de los que dejaron de hacerse antes de que estallase la Segunda Guerra Mundial, enseres a juego…

A bordo del Beer Moth, que es como se llama el camión, y que significa algo así como El Mastodonte de la Cerveza, el tiempo no se ha detenido, ha viajado desde el pasado para llevarte de excursión.

Una forma diferente de conocer espectaculares paisajes a bordo de un alojamiento diferente.

Puede acomodar a dos ocupantes por 70 libras la noche. ─[Canopy and Stars vía Neatrorama]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor