Reino Unido investiga los orígenes del ciberataque a su Parlamento

CiberguerraSeguridad

Las primeras informaciones apuntan a que el ataque estuvo patrocinado por un gobierno extranjero.

Este fin de semana el Parlamento británico registraba un incidente de seguridad a nivel informático. El sábado se descubría que varias cuentas de miembros de la cámara habían registrado accesos no autorizados, en un “ciberataque prolongado y determinado”, como lo denominaban en el comunicado oficial de la institución.

La red afectada es la empleada por todos los miembros del Parlamento, lo que incluye también a la primera ministra Theresa May y a los integrantes de su gabinete, ya que son las cuentas que utilizan en su relación con los electores. Por prevención, los encargados de la seguridad se veían obligados a bloquear el acceso de los miembros del Parlamento a su correo personal, para intentar controlar un daño mayor. Este mismo lunes, el organismo aseguraba que habían conseguido asegurar con éxito que las dos cámaras puedan continuar con su trabajo.

El Parlamento está investigando el incidente con la ayuda del Centro Nacional de Ciberseguridad. Por el momento han determinado que las cuentas comprometidas son aquellas protegidas por contraseñas débiles. Suponen un pequeño porcentaje del total, menos del 1% de las 9.000 registradas en la institución. Sus dueños ya han sido contactados para averiguar si han sufrido el robo de alguna información.

Más allá del balance de daños, los organismos de inteligencia y seguridad intentan establecer de dónde proviene el ataque. De acuerdo al diario The Guardian, una de las posibilidades que más suenan es que se trata de un ataque promovido por un estado extranjero y no por un grupo de hackers. Entre los posibles culpables se cita a Rusia, Corea del Norte, China e Irán, aunque también se destaca la dificultad de atribuir el incidente a un actor en concreto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor