Reino Unido destruye los documentos sobre Snowden de ‘The Guardian’

EmpresasRegulación

Agentes de Inteligencia entraron ayer en las oficinas de ‘The Guardian’ para destruir discos duros con información publicada sobre Snowden y la NSA.

Un grupo de funcionarios de la agencia de Inteligencia británica GCHQ allanó las oficinas del diario inglés ‘The Guardian’ para destruir discos duros relacionados con las informaciones que el periódico ha publicado sobre Edward Snowden y sus revelaciones acerca de la Agencia de Seguridad Nacional.

El editor de ‘The Guardian’, Alan Rusbridger, denunció hoy que el Gobierno británico ha intensificado su presión sobre los editores para que entreguen toda la información que Snowden proporcionó al diario y a su redactor jefe, Glenn Greenwald, a pesar de que la información ya se ha difundido a otros sitios en todo el mundo.

Antes de la operación de los agentes que culminó con la destrucción del material de The Guardian, un funcionario advirtió de este modo a los responsables del periódico: “Vosotros ya os habéis divertido. Ahora queremos el material de vuelta”. La redada se produce un día después de que la pareja de Greenwald, David Miranda, fuera detenido durante nueve horas e interrogado bajo la ley antiterrorista en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Rusbridger explicó a los funcionarios del Gobierno, que no se identificaron, que fuera de Inglaterra había otras copias de la información que buscaban destruir. Pero los agentes insistieron en la destrucción de los discos duros.

A pesar de este ataque en su propia redacción, el editor de The Guardian manifestó que su periódico no será disuadido de seguir informando de las historias de Snowden. Eso sí, Rusbridger  denunció que estas tácticas de intimidación por parte de funcionarios de los Gobiernos de Gran Bretaña y Estados Unidos están haciendo cada vez más difícil el trabajo de los periodistas. “No hemos llegado a eso todavía, pero puede que no pase mucho tiempo antes de que sea imposible que los periodistas tengan fuentes confidenciales”, advirtió Rusbridger.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor