Reino Unido pide a las empresas tecnológicas más compromiso antiterrorista

CiberpoderRegulación

Joanna Shields, encargada de la Seguridad en Internet del gobierno de Cameron, se centra en lo que las empresas pueden hacer para evitar que más personas se unan al ISIS.

La ministra británica para la Seguridad en Internet, Joanna Shields, ha pedido a las principales empresas de tecnología que sean más proactivas en la lucha contra el ISIS. En la conferencia DLD de Munich, Shields dijo que depender de los gobiernos para identificar los problemas y luego pedir ayuda a la industria “no sirve”. En cambio, estas empresas, que conocen sus propias plataformas mejor que nadie, deberían decirle al gobierno qué se puede hacer respecto al problema del terrorismo en Internet.

Shields se centró en lo que se puede hacer para evitar que las personas se unan al Estado Islámico, informa TNW. A este respecto, sugirió cuatro líneas de actuación.

La primera es una campaña de lucha contra el discurso del ISIS para amortiguar el impacto de su propaganda entre personas impresionables. Una campaña en la que deberían involucrarse las empresas con sus propias plataformas de publicidad en línea (como Google, Facebook y Twitter) dedicando recursos a la promoción de los mensajes positivos y en contra de las tácticas de reclutamiento del ISIS.

También pidió colaborar mejor con los gobiernos y las organizaciones que luchan contra el extremismo, como el Foro de Internet de la Unión Europea; crear productos con la protección de los usuarios más jóvenes en mente, y por último, desarrollar mejores herramientas para identificar y eliminar contenidos terroristas de las plataformas en línea y ayudar a los usuarios que informan de dicho contenido.

Sin embargo, Joanna Shields no discutió la controvertida cuestión del cifrado y las puertas traseras. A diferencia de la tesis de los gobiernos y servicios de seguridad occidentales, las empresas y los técnicos aseguran que estas puertas traseras harán Internet menos seguro para todos. Sin entrar en la polémica, la ministra británica propone métodos que representan una visión a largo plazo sobre cómo abordar el extremismo en línea.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor