Reino Unido quiere imponer una tasa a las redes sociales para luchar contra el ciberacoso

LegalRegulación

El dinero recaudado iría a varias fundaciones que promueven la conciencia de la seguridad en Internet y que ayudan a resolver los problemas del ciberacoso.

Facebook y Twitter pronto podrían tener que pagar un impuesto en Reino Unido para compensar la comisión de abusos a través de sus plataformas, según avanzó BBC News. Varios ministros británicos propusieron ayer que se podría pedir a Facebook y Twitter que paguen una tasa por el “sufrimiento innegable” que han causado entre los jóvenes.

La secretaria de Cultura, Karen Bradley, sugirió un “impuesto a toda la industria”, con el que las empresas de redes sociales y proveedores de servicios de Internet financiarían campañas para aumentar la conciencia de los peligros de Internet, entre otras propuestas. También señaló que las plataformas de redes sociales deberían revelar la escala de odio en línea que se encuentra en sus sitios, con el fin de adoptar un enfoque más directo hacia estas cuestiones.

Varias fundaciones que promueven la conciencia de la seguridad en Internet y que ayudan a resolver los problemas del ciberacoso recibirían el dinero recaudado, con la esperanza de construir una comunidad de Internet más segura. No se han declarado cifras específicas, ya que todavía están discutiéndose las diversas opciones.

Karen Bradley también instó a elaborar un “código de buenas prácticas” voluntario, por el que las redes sociales se comprometerían a eliminar cualquier contenido ofensivo o intimidante en línea lo más rápidamente posible. La secretaria de Cultura agregó: “Colaborando, el gobierno, la industria, los padres y las comunidades pueden mantener a los ciudadanos seguros en línea, pero sólo trabajando juntos”.

Un impuesto a las redes sociales sería, por tanto, sólo una parte de la solución. Esta incluiría, además, la educación escolar para prevenir el ciberacoso y potenciar la seguridad en línea, la rendición de cuentas de las redes sociales y la mayor preparación de las autoridades para enfrentarse a este problemas. Según un informe de la National Society for the Prevention of Cruelty to Children (NSPCC), en el Reino Unido hubo 12.248 sesiones de asesoramiento a menores sobre seguridad en línea y abusos el curso pasado, un aumento del 9% con respecto al anterior.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor