Relonch, la startup que aplica la IA a las cámaras digitales

EmpresasStartups

Relonch plantea un servicio de suscripción, en el que el cliente paga 99 dólares al mes por los servicios de la cámara y en la nube.

Tras el boom que vivieron a mediados de los 2000, las cámaras digitales cayeron en desgracia, castigadas por el auge de los smartphones. Sin embargo, hay empresas que todavía confían en el potencial de estos dispositivos, siempre que se les añadan características innovadoras. Es el caso de Relonch.

Esta compañía estadounidense creada en 2015 ofrece un modelo de “cámara como servicio”, es decir, un servicio de suscripción por el que el cliente paga 99 dólares al mes por los servicios de la cámara y en la nube.

La cámara de Relonch, que planea lanzar comercialmente en 2018, es un modelo envuelto en cuero. Las únicas partes expuestas son el visor, el botón del obturador, el de encendido y el objetivo. No es posible cambiar la configuración y ni siquiera revisar las fotos que se toman, según The Verge.

Una vez hechas las fotografías, la cámara las envía a la nube de Relonch, donde un programa de inteligencia artificial selecciona las mejores tomas y las edita. El usuario recibe las fotos finales al día siguiente.

El enfoque de Relonch se asemeja más a lo que era la fotografía aficionada hace 15 años, cuando no se visualizaban las fotos instantáneamente. Pero lo más interesante de la startup es el uso que hace de la inteligencia artificial, que ya está empezando a tener aplicaciones en algunos aspectos del mundo de la fotografía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor