RIM prohíbe el uso de contraseñas débiles en Blackberry

CortafuegosEmpresasMovilidadSeguridad
Blackberry user

En busca de recuperar cuota de mercado, Research In Motion quiere marcar la diferencia por la seguridad y prohibirá el uso de 106 contraseñas en sus dispositivos.

Research In Motion (RIM), empresa responsable e los dispositivos Blackberry, siempre ha tenido una gran reputación cuando se trata de seguridad. De hecho, fue su configuración basada en servidores empresariales la que alzó a la compañía en el mercado norteamericano antes de que la llegada del iPhone lo cambiara todo.

Ahora RIM quiere trasladar esa preocupación por la seguridad y para ello prohibirá el uso de 106 contraseñas  en sus dispositivos por considerarlas demasiado débiles.

Entre las contraseñas prohibidas, que se han publicado en el blog de Rapidberry se encuentran algunas tan básicas como: ‘123456’, ‘Blakcberry’ o la consabida ‘password’, aunque en la lista también hay otras como ‘Poohbear’, ‘Tiger’, ‘Canada’ y nombres como ‘Natasha’ y ‘ Patrick’, que deben ser muy populares en norteamérica.

La prohibición se extiende a las ID de Blackberry y no afecta a las contraseñas que los usuarios están utilizando para proteger sus dispositivos. Las ID de Blackberry  se utilizan para acceder a las aplicaciones o servicios, o a áreas restringidas de la página web
Tim Segato, director de seguridad de producto en RIM, ha asegurado que Blackberry está buscando la manera de ayudar a los clientes constantemente para proteger su información confidencial y que uno de los pasos que ha dado la compañía es limitar el uso de contraseñas débiles.

Y es que las contraseñas siguen siendo uno de los eslabones débiles de la cadena. Hay quien opina que las contraseñas deben cambiarse cada 90 días, pero hay quien asegura que con esa práctica el usuario terminaría realizando simplemente cambios menores. También se aconseja no tener la misma contraseña para todos los servicios, aunque se sabe que esto suele ser habitual.

El anuncio de Blakcberry forma parte de una tendencia cada vez mayor entre las compañías de tecnología para forzar a los usuarios a idear una compleja cadena de caracteres para acceder a sus cuentas. El año pasado Microsoft prohibió las contraseñas débiles de su servicio de email Hotmail; Google Wallet también prohíbe los logins fáciles de crackear.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor