Rolly, el cepillo de dientes “achiclado”

Empresas

Además de comer, dormir, ir al baño y bailar horizontalmente, lavarse los dientes es algo universal que todos hacemos a diario. El problema es que a veces estamos fuera de casa y llevar un cepillo de dientes por ahí no es que sea muy práctico. Algunos opinan que lo mejor en ese caso es usar chicles, pero ¿y si esos chicles además tuvieran una especie de “cerdas” para asegurarte una limpieza profunda? Esa es la idea de Rolly, unos trozos de goma masticables con la forma de esporas alienígenas.

Está claro que a primera vista, con la pinta que tienen no es que apetezca mucho meterlos en la boca. Sus cerdas de goma rodeándolo parecen más bien dientes que intentarán comerte desde dentro.

Pero una vez superado el impacto inicial de creer que pueden comerte o convertirte en un mutante, bastará con usarlos como un chicle, aunque a diferencia de éste apenas se deformará.

Pero no sólo te cepillará los dientes, también contiene xylitol y fluoruro, para ayudarte aún más a tu higiene y salud dental sin necesidad de pasta de dientes ni enjuagues, además de darte un aliento fresco como un chicle.

Básicamente son parecidos a los sistemas para la higiene dental de los perros, pero en un formato que no parezca un hueso o algo similar que cause vergüenza ajena. Eso sí, al ser de un solo uso, el hecho de que el paquete de 12 cueste 10 euros la verdad es que no lo hace muy barato ni práctico. [bookofjoe]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor