Rovio vende más juegos pero gana menos

Empresas

Rovio contabilizó 600 millones de descargas de juegos en 2014, pero ganó sólo 10 millones de euros, lastrada por las bajas ventas de productos de consumo.

El desarrollador del popular videojuego Angry Birds registró unos beneficios antes de intereses e impuestos de sólo 10 millones de euros en 2014, una cifra muy inferior a los 36,5 millones que Rovio generó en 2013. Los ingresos bajaron de 173,5 millones de euros en 2013 a 158,3 millones en 2014.

Paradójicamente, la compañía finlandesa sigue siendo fuerte en cuanto a ventas de sus videojuegos. Rovio contabilizó 600 millones de descargas de juegos en 2014 y sigue siendo una de las empresas de juegos móviles más populares en el mundo.

¿Dónde está, pues, el problema que ha llevado a Rovio a ganar tres veces menos en 2014? Más que en juegos, la causa está en las ventas de productos de consumo relacionados con los populares pájaros cabreados.

Tras el éxito de la aplicación original para dispositivos móviles en 2009, Rovio ha lanzado una docena de juegos de la franquicia. En paralelo, también comenzó a vender una amplia gama de productos, incluyendo juguetes de peluche, refrescos y dulces. Incluso creó su propio canal de dibujos animados y un estudio de cine.

Pero esta categoría de “productos de consumo” no ha sido tan exitosa como los juegos. Los ingresos en este área se redujeron a 41,4 millones de euros en 2014 desde los 73,1 millones en 2013, según informa CNET. En cambio, la división de juegos generó 110,7 millones de euros en 2014, en comparación con los 95,2 millones de 2013.

De cara al futuro, el CEO de Rovio, Pekka Rantala, declaró hoy que tiene grandes esperanzas en los próximos lanzamientos de su compañía, incluyendo el primer juego desarrollado específicamente para Japón, Angry Birds Fight, y la película de animación de Angry Birds, cuyo estreno está previsto para la primavera del próximo año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor