Roxy obtiene 2,2 millones de dólares para construir asistentes de voz para negocios

EmpresasStartups

Aunque inicialmente van dirigidos a los hoteles, el hardware y el software de Roxy pueden personalizarse para cada tipo de negocio e incluso ubicación.

La startup estadounidense Roxy, radicada en Seattle, surgió con la intención de adaptar los asistentes inteligentes por voz, como los populares Amazon Echo y Google Home, a las necesidades de las empresas. La compañía cree que los negocios necesitan un sistema de voz con el que puedan controlar los datos y en el que los comandos de voz estén diseñados para sus requisitos específicos.

Hoy, la compañía ha anunciado la obtención de una inversión inicial de 2,2 millones de dólares en fondos semilla. Los inversores son Highway1, Alchemist, Betaworks, Genesis Capital, AJ Capital y varios inversores individuales.

Los fundadores de la compañía son Cam Urban, que anteriormente trabajó en Microsoft Azure; Peng Shao, que dirigió el equipo de reconocimiento de voz de Amazon Alexa, y Le Huang, antiguo ingeniero de software en Amazon.

La compañía considera que, al ofrecer a las empresas un producto adaptado a las necesidades de una industria en particular, pueden forjarse un nicho en el ámbito de las empresas hoteleras y en otras áreas como aeropuertos, supermercados, museos y hospitales.

Roxy ha desarrollado su propia combinación de hardware y software modular, informa TechCrunch. Además de crear un software personalizado para sus clientes, también ha construido un hardware modular que puede ampliarse o contraerse para incluir puertos USB, una pantalla o altavoces. El diseño de ese hardware dependerá del caso de uso.

En cuanto al software, puede personalizarse para cada tipo de negocio e incluso ubicación, lo que permite a cada empresa controlar los tipos de interacciones que sus clientes tienen con el dispositivo y, lo que no es menos importante, controlar los datos en lugar de compartirlos con gigantes tecnológicos como Amazon o Google.

Para empezar, Roxy está concentrando su negocio en los hoteles y ya tiene 10 proyectos de pago en establecimientos de la costa Oeste de EEUU. En el caso de los hoteles, los comandos de voz están orientados a las preguntas que un cliente hace a recepción, como solicitar servicio de habitaciones y toallas limpias o preguntar por los horarios de salida y las horas en que está abierta la piscina.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor