¿Salvará la nube a Microsoft?

CloudEmpresas

El negocio de servicios cloud impulsa el crecimiento de la compañía, cuyos ingresos aumentaron un 13% este último trimestre.

La historia de los últimos años de Microsoft es un poco la contraria a la de Yahoo: ambos eran gigantes de la tecnología que reinaron en los años 90 y a los que el siglo XXI no parecía estar sentando demasiado bien, pero el barco al que Yahoo no consiguió alejar del iceberg es en el caso de Microsoft una embarcación que pudo mover el timón a tiempo. Claro que el caso de Redmond era distinto y mantuvo el iceberg siempre lejos en el horizonte, mientras que Yahoo se estrelló de pleno, pero ambas compartían sensación de estar abandonando una situación en la que habían estado muy cómodos.

Los problemas de Redmond, en comparación con los de Yahoo, eran en realidad tonterías. De una situación de monopolio pasaron a una en la que la competencia es más notable, perdieron tronos como el de la batalla de los navegadores, su imagen se vio muy dañada y demasiado sinónimo del pasado y nunca lograron meter la patita de verdad en el sector móvil. Al igual que Yahoo puso sus esperanzas en Marissa Mayer, Microsoft lo hizo en Satya Nadella.

La tarea de Nadella era ardua, pero para nada imposible: Microsoft seguía manteniendo un flujo de ingresos importante y fiel al ser la compañía en la que confiaban las empresas. Pero son dos de las novedades que marcan la era Nadella las que están demostrando ser una buena idea: servicios de nube y suscripción a la suite de Office.

Cualquier escéptico tuvo que abandonar sus críticas esta pasada semana: Microsoft presentó unos resultados positivos, impulsados principalmente por esos dos negocios. Llama la atención especialmente Azure, el servicio de cloud de la firma, que creció un 97%. Además, Redmond ingresa ya más por suscripciones a Office que por licencias, lo que legitima y reafirma la transición de un modelo a otro.

¿Es Microsoft una amenaza para Amazon?

Ese mercado en el que Redmond ha entrado con paso firme, el de la nube, tiene de momento un líder claro: Amazon con sus Amazon Web Services (que son además la unidad más rentable de la compañía, como recuerda Business Insider). Además de Microsoft, Google también está ahí y cree que ese negocio podría convertirse en algo mayor que su negocio de publicidad.

La firma de Jeff Bezos juega con la ventaja de quien llegó hace años, mucho antes del resto. El año pasado ingresaron 12.000 millones de dólares provenientes de sus Web Services, que existen desde 2006. Microsoft llegó en 2010 con el lanzamiento de Azure, proyecto del que se encargó Nadella antes de ser CEO y cuyo éxito y crecimiento sin duda ayudaron a que fuese el elegido para el puesto años después. En el últimoa año, la combinación de Azure y el resto de servicios de cloud, le reportaron a Microsoft 18.900 millones de dólares.

¿Debe Amazon temer a Microsoft? Sin duda. Quizá no tanto porque le vaya a arrebatar el primer puesto —siguen con mucha ventaja—, sino porque al ritmo que crece y con el extra de una base enorme de clientes, sí se puede comer una parte del pastel. En Wall Street parecen opinar lo mismo: las acciones de la compañía batieron esta semana su récord histórico, alcanzando los 74,30 dólares por título.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor