Samsung comienza a fabricar su primer chip pensado para IoT

ComponentesWorkspace

El procesador Exynos i T200 incluye mejoras en la seguridad y el acceso a conexiones inalámbricas.

La compañía coreana Samsung está realizando una importante apuesta en el campo del Internet de las Cosas. Hace un año justo anunciaban un refuerzo a la inversión en este terreno, con un plan de inversiones e I+D tasado en 1.200 millones de dólares a ejecutar en cuatro años. Una parte de esta cantidad está dedicada a financiar trabajos y centros de la empresa especializados en el tema, como el laboratorio de fabricación de chips en Austin, Texas.

Precisamente es en esta tecnología en la que se encuadra su próximo avance en relación al IoT. Samsung acaba de anunciar su primer procesador pensado específicamente para el Internet de las Cosas, que ha comenzado ya a fabricar en serie.

Se trata del Exynos i T200, un chip construido en procesos de 28 nanómetros de bajo consumo que utiliza dos procesadores: un Cortex®-R4 y un Cortex®-M0+ adicional. Puede realizar varias tareas sin la necesidad de microcontroladores extra en el sistema. Cuenta con conectividad WiFi y soporta el protocolo estándar IoTivity de la Open Connectivity Foundation, que permite la interoperabilidad sin hilos entre dispositivos conectados. Además, ha recibido la certificación de Microsoft Azure para IoT.

La compañía enfatiza además la mejora en la seguridad y la privacidad, dos elementos clave a la hora de trabajar con dispositivos conectados, para lo cual han introducido cambios tanto en el hardware como en los protocolos de almacenamiento de datos y de gestión de los aparatos.

 El vicepresidente de Marketing y Sistemas LSI de Samsung Electronics, Ben Hur, define el nuevo procesador como “una solución IoT optimizada para suministrar tanto el desempeño como la seguridad demandada en el mercado”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor