Samsung compra un fabricante de set-top boxes

EmpresasWorkspace

Samsung ha adquirido el talento y los activos de Boxee, un fabricante con sede en Israel y Nueva York.

Samsung continúa invirtiendo en su negocio de Smart TV a través de fusiones y adquisiciones. En mayo la coreana se hizo con MOVL, una startup que desarrolla aplicaciones de segunda pantalla y que conecta los dispositivos móviles con los televisores. Ahora, Samsung apunta hacia el hardware con la compra de Boxee, una compañía con oficinas en Nueva York e Israel que se dedica al negocio de los set-top boxes.

En principio, Boxee no era productor de hardware. La startup lanzó en primer lugar una plataforma de software que permitía a los usuarios reproducir contenidos de TV y de vídeo a sus PC. Fue en noviembre de 2010 cuando se comenzó a fabricar un dispositivo físico en colaboración con D-Link.

“Unirse a Samsung significa que seremos capaces de trabajar en productos que aúnan el mejor hardware y software en el espacio televisivo, productos que serán usados por decenas de millones de personas y ayudarán a dar forma al futuro de la TV”, señala Boxee en su página.

La startup explica que están trabajando para asegurar que la compra tiene un impacto mínimo en los usuarios que ya contaban con sus productos. Sin embargo, ya se han anunciado algunos sacrificios. La funcionalidad Cloud DVR, instalada en algunos dispositivos Boxee TV, será descontinuada a partir del próximo 10 de julio.

Se desconoce la cantidad que Samsung podría haber desembolsado por el fabricante de set-top boxes, aunque se rumorea que podrían pagarse 30 millones de dólares. La coreana ha querido hacerse tanto con los activos de la firma como con su talento.

En ITespresso pudimos probar uno de los productos de Boxee  hace dos años. Lee la review aquí.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor