Empresas

Samsung compra LoopPay y declara la guerra a Apple Pay

looppay
1 34

La guerra por el control del mercado entre Apple y Samsung abre un nuevo frente en los pagos con smartphones. Como respuesta a Apple Pay, Samsung compra LoopPay y prepara su propio sistema.

Tanto LoopPay como Samsung llevaban un tiempo colaborando para sacar al mercado una alternativa a Apple Pay, pero las circunstancias parecen haber llevado a Samsung a acelerar sus planes y tomar las riendas del proyecto completamente, por lo que ha decidido comprar la empresa LoopPay y prepararse para un sistema de pagos con salida inminente.

Esta adquisición acaba de ser anunciada por la propia Samsung, por lo que sus frutos quizás puedan verse en este mismo MWC, en el que Samsung podría mostrar la tecnología de LoopPay integrada directamente en su nuevo Galaxy S6 y Galaxy S Edge.

¿Cómo quiere enfrentarse Samsung a Apple y su sistema de pagos? Pues con un sistema muy sencillo que no requiere hardware extra por parte de los comerciantes y que integre directamente la tecnología magnética desarrollada por LoopPay, que irónicamente estaba disponible para iPhones en forma de fundas y periféricos.

La principal diferencia entre Apple Pay y LoopPay es que este último funciona con los lectores actuales de banda magnética de los negocios y tiendas, por lo que no se tienen que actualizar para incorporar NFC. El secreto de LoopPay está en un sistema de muy bajo coste que permitiría reutilizar los sistemas que ya se incorporan en los smartphones para carga inalámbrica, de forma que pudiera enviar la información a los lectores de banda de forma inalámbrica con sólo acercarlos.

En su momento, las fundas y periféricos de LoopPay para iPhone funcionaban en el 90% de los negocios que aceptaban tarjetas con banda magnética, aunque hay algunas limitaciones de formato con las máquinas que necesitan insertar la tarjeta totalmente.

Se desconoce si LoopPay seguirá desarrollando sus fundas y dispositivos para que se puedan usar en otras marcas de smartphones o si se centrará únicamente en los terminales de Samsung, pero sea cual sea lo que vayan a hacer, está claro que Samsung se quiere asegurar que Apple no se quede con este importante y lucrativo negocio de pagos.