Samsung contraatca y acusa a NVIDIA de violar sus patentes

Empresas
NVIDIA

Hace un par de meses NVIDIA lanzó un enorme órdago, denunciar a Qualcomm y Samsung por violar sus patentes con sus GPUs. Pues bien, la reacción de Samsung ha sido contraatacar con otra demanda de patentes y acusaciones graves sobre benchmarks inflados.

Cuando NVIDIA decidió allá por principios de septiembre empezar una cruzada legal frente a dos de los más importantes fabricantes de SoCs para smartphones, probablemente sabía que ambas empresas al final terminarían contraatacando. De hecho NVIDIA ha demandado al primer fabricante de SoCs, Qualcomm, y al primer fabricante de smartphones, Samsung, por lo que su ataque legal es realmente ambicioso y busca llegar a una solución de royalties como la que ya disfruta con Intel.

El fabricante de chips para ordenadores Intel llegó a un acuerdo en el 2011 para pagar a NVIDIA 1.500 millones de dólares durante 5 años, y para forzar ahora la situación en los chips para smartphones, NVIDIA pide incluso que se prohíba la venta de los últimos smartphones y tablets de Samsung.

Pero puede que la ambición de NVIDIA le salga por la culata, ya que Samsung, que a diferencia de NVIDIA está acostumbrada a lidiar con problemas de patentes y responder contundentemente, ha decidido no claudicar y en lugar de negociar buscando un acuerdo, Samsung ha demandado a su vez a NVIDIA por 6 patentes. De hecho la demanda ha salpicado también a la marca de PCs Velocity Micro, a la que ha acusado de violar otras dos patentes.

Aunque Samsung no se ha contentado con contraatacar únicamente con una demanda de patentes, también ha acusado a NVIDIA de estar engañando a los consumidores con los resultados de los benchmarks de la Shield Tablet, en los que se muestra que el Tegra K1 es más potente que el Exynos 5433 de Samsung.

Por ahora la respuesta de NVIDIA ha sido negar las acusaciones de manipulación de benchmarks, alegando que los datos vienen de software sin manipular y de fábrica. Lo curioso del asunto es que en el pasado se ha descubierto que Samsung sí que ha inflado y manipulado benchmarks de smartphones, algo que en su día creó un escándalo y cierto escepticismo sobre los valores que se publican en ellos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor