Samsung, demandada por ZeniMax por usar su tecnología VR para las Gear

LegalRegulación

La acusación se basa en que emplearon la tecnología que acusaban de robar a Oculus, a los que ganaron en un juicio previo.

ZeniMax vuelve a los juzgados, tan solo tres meses después de que un jurado de Dallas, Texas decretase que varios directivos de varios directivos de Oculus y Facebook, como propietaria actual de la empresa, debían de pagarles 500 millones de dólares.

La sentencia aclaraba que no se había cometido robo de secretos comerciales, como denunciaba ZeniMax. 250 millones se atribuían a distintos acusados por denominación engañosa, esto es, por mentir acerca del origen de la tecnología de Rift. Otros 200 millones eran en pago por violar el acuerdo de no divulgación que el fundador de Oculus, Palmer Luckey, había firmado con la demandante. Los 50 millones restantes se le achacaban a la subsidiaria de Facebook por infracción de derechos. Oculus anunciaba entonces que recurriría la decisión.

Cuando parecía que ese era todo el nuevo movimiento que se podía esperar en este caso, ZeniMax ha dado un nuevo paso demandando a Samsung por aprovecharse de su tecnología de realidad virtual en el desarrollo de sus cascos Gear.

Según consta en el escrito presentado el viernes ante una corte de Dallas, que recoge CNet, ZeniMax dice que Samsung era consciente de que Oculus había desarrollado su tecnología violando sus derechos de propiedad intelectual, una situación de la que fueron tanto más conscientes en cuanto se hizo público el resultado del juicio.

Sin embargo, han continuado empleándola en sus Gear VR, sin emplear una licencia u otro tipo de concesión de ZeniMax, explican en la demanda. Por esto, solicitan el pago de daños y perjuicios y beneficios por las ventas y uso de secretos comerciales, entre otros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor