Samsung, acusada de discriminación sexual en sus factorías chinas

Empresas

La organización de defensa de los trabajadores China Labor Watch vuelve a alertar sobre las prácticas de su proveedor HEG Electronics.

Samsung sigue en el punto de mira de la organización de derechos laborales China Labor Watch. Tras afirmar a principios de mes que su partner HEG Electronics cometía explotación infantil al emplear a menores de edad, el colectivo vuelve a la carga y denuncia que esta contrata incurre también en discriminación sexual en su política de contrataciones.

China Labor Watch tomó imágenes de un poster colgado en una de las plantas de HEG en el cual se indica que solo las mujeres sin enfermedades contagiosas serán consideradas para nuevos puestos en la factoría de 6.000 personas que se encarga de fabricar los teléfonos de Samsung.

Esto violaría la legislación laboral vigente en el país asiático. El artículo 12 de la ley que rige el Derecho del Trabajo en China señala que “los trabajadores no serán objeto de discriminación en el trabajo independientemente de su comunidad étnica, raza, sexo o creencia religiosa”, según informa The Register.

También se estaría ignorando la Ley de Promoción del Empleo en China. En su artículo 30 indica que “ninguna unidad de empleo, cuando esta realiza contrataciones, podrá negarse a emplear a una persona sobre la basa de que esta es portadora de agentes patógenos infecciosos”.

Samsung se vio obligada a auditar a su proveedor y aseguró que vela por el respeto de los trabajadores y los derechos humanos en todo el mundo tanto en su propia organización como a través de los socios en los que delega. Aunque quizás, tras esta acusación, tenga que volver a investigar sobre HEG. El fabricante se ha comprometido a revisar las condiciones de otros 250 proveedores de componentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor