Samsung Galaxy Camera: la cámara Android

Empresas

Cámara por delante y… ¡Android por detrás! En Samsung han dado un importante e interesante paso al lanzar esta cámara fotográfica que en cuanto a la captación de instantáneas puede estar a la altura de muchas compactas pero la verdadera diferencia llega cuando le damos la vuelta. La enorme pantalla táctil (4,16 pulgadas), que ya hemos visto en otras cámaras, no es sino el interfaz que permite manejar las funciones de la cámara añadidas a todo lo que supone un dispositivo inteligente dotado del sistema operativo Android. A continuación te ofrecemos un completo repaso a las características de este producto que podría inaugurar un nuevo nicho.

Si ya fue revolucionario lo de aunar teléfono móvil y cámara de fotos, puede que no lo sea menos este híbrido que (de momento) no puede llamar por teléfono pero sí permite usar muchas funciones de las que ofrece un smartphone pero poniendo el acento en las prestaciones de la cámara fotográfica.

Si hasta ahora lo habitual era acoplar cámaras de prestaciones discretas (no nos engañemos) a los móviles en Samsung le han dado la vuelta a la ecuación con una cámara compacta con un zoom óptico 21x, lo que ya da una idea de lo que podemos obtener con este dispositivo.

Conectividad 4G y WiFi, geoposicionamiento GPS y Android Jelly Bean no son características que suelan venir en el listado que describe una cámara fotográfica, pero eso ya ha cambiado, con toda la facilidad que comporta para, por ejemplo, compartir las fotografías en las redes sociales directamente desde la cámara.

Algo que te gustará es, por ejemplo, la sutil diferencia ergonómica que existe entre capturar instantáneas con un móvil o hacerlo con una cámara, aunque sea de tamaño compacto como este dispositivo. Estamos hablando de una cámara fotográfica con su obturador, mando para zoom y con los ajustes en pantalla para configurar apertura de diafragma, tiempo de exposición, compensación, ISO… todo lo que puedes encontrar en una compacta con pantalla táctil… pero luego llega todo lo que aporta un dispositivo Android.

Si hasta ahora las fotos hechas con un móvil, por mucha calidad que tuvieran, no podían competir de tú a tú con una obtenida por una compacta, ahora ya tienes la versatilidad de poder compartir tus instantáneas, editarlas o gestionarlas como en tu smartphone y con el mismo interfaz que ya conoces (si tienes un dispositivo Android).

No es barato este híbrido, por otra parte. Hablamos de unos 400€… sin contar el necesario plan de datos para la conexión 4G. A cambio no solo la calidad de las fotografías es indudablemente superior sino que puedes estar varios días sin necesitar recargar la batería (¿os acordáis cuando podíamos decir eso de los móviles?).

Quizá sea el momento de llevar una de estas en un bolsillo y en el otro un móvil-no-smartphone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor