Samsung Galaxy Note 8, a recuperar el prestigio perdido

MovilidadSmartphones

El nuevo phablet de Samsung, presentado hoy, luce pantalla infinita y cámara dual. Llegará a España el 15 de septiembre, con un precio de 1.010 euros.

El escándalo de las baterías explosivas del Galaxy Note 7 fue un duro golpe para Samsung. La compañía surcoreana perdió dinero, prestigio y valor con los problemas y posterior retirada de su phablet insignia. Un varapalo del que Samsung tenía que recuperarse como fuera, y a tal fin ha puesto toda la carne en el asador con su nuevo phablet: el Galaxy Note 8.

El Samsung Galaxy Note 8, presentado esta tarde en un evento en Nueva York, es un dispositivo que mejora el diseño a su malhadado predecesor. Para completar su capacidad de reenganchar a los antiguos fans de la serie Note, incorpora un equipamiento de altura, encabezado por la doble cámara trasera y la pantalla.

La doble cámara trasera del Note 8 es la primera incorporación de Samsung de esta tecnología, que ya ofrecen rivales como Huawei, Apple y LG. La componen dos lentes, una gran angular de 12 megapíxeles y un teleobjetivo de 12 megapixeles, con aperturas f/1.7 y f/2.4, respectivamente, y zoom de tres aumentos.

Asimismo, incorpora un sensor Dual Pixel con autoenfoque rápido, un sistema de estabilización óptica y de autoenfoque por fases para lograr fotos nítidas y luminosas en movimiento o en ambientes con poca luz.

Para sacar el máximo rendimiento a la doble cámara, Samsung ha desarrollado la funcionalidad Live Focus, que utiliza las dos lentes para ajustar el desenfoque de los objetos en segundo plano y hacer retratos de calidad, y el modo Dual Capture, con el que la cámara toma dos fotografías de forma simultánea permitiendo guardar las dos imágenes.

En cuanto al lápiz óptico, el S Pen mejora sus funciones de escritura, recorte de objetos y texto y traducción. Ahora también escribe aunque la pantalla esté apagada o mojada, puede subrayar mapas y compartir de forma intuitiva los documentos creados.

samsung_galaxy_note_8-2

La pantalla también supone un gran salto. Gracias al nuevo concepto de “pantalla infinita”, con bordes curvos de extremo a extremo, reduce al mínimo el bisel inferior y superior y amplia hasta un 83% la superficie útil del panel delantero. Centrándonos en las pulgadas, el Note 8 crece hasta las 6,3, con una resolución Quad HD+ Super Amoled (1440 x 2960 píxeles).

En su interior, dispone de un chip Exynos 8995 o un Snapdragon 835, en la versión europea y americana respectivamente, con 6 GB de RAM y almacenamiento interno de 64, 128 o 256 GB ampliables mediante tarjeta de memoria externa.

También incluye de serie la peana DeX, que convierte el phablet en un ordenador al acoplarlo a un monitor, con un sistema de ventanas similar a Windows. Otras características destacables del Note 8 son el escáner de iris, reconocimiento facial y lector de huellas digitales la parte trasera. Y, cómo no, una batería mejorada, sometida a un test de 8 puntos como presión y temperatura, de 3.300 mAh.

En la interfaz destacan el asistente por voz Bixby y el sistema de pago móvil Samsung Pay. A ellos hay que añadir un nuevo modo multifunción que divide la pantalla en dos y permite asociar automáticamente dos aplicaciones usadas a la vez de modo habitual para seguirlas simultáneamente.

El Samsung Galaxy Note 8 llegará a España el 15 de septiembre, con la posibilidad de reservarlo a partir de mañana. Se venderá a un precio de 1.010 euros en dos colores: negro y dorado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor