Samsung mejora beneficios, pese al descenso de ventas en la división móvil

MovilidadSmartphones

La compañía espera seguir creciendo el próximo trimestre gracias a las ventas del Galaxy S8.

Son buenos tiempos para Samsung. El evento de presentación de su nueva línea de smartphones de cabecera, los Galaxy S8 y S8+, servía como ejemplo de cómo han superado ya el desastre con las baterías del Note 7. Con los resultados financieros del primer trimestre de 2017 parece que esta recuperación se confirma, pese al retroceso en las ventas procedentes de la división móvil.

A nivel global, los ingresos de Samsung Electronics para el Q1 del año han sido de 50.550 billones de won (alrededor de 40.000 millones de euros), lo que supone un incremento de 770 billones respecto al mismo periodo de 2016. Porcentualmente, el crecimiento ha sido del 2%.

Los datos de beneficio operativo también muestran un importante crecimiento: en los tres primeros meses de 2017 esta partida registra 9.900 billones de won (unos 8.000 millones de euros), una cantidad superior en más de 3.220 billones a la del Q1 de 2016. El dato se corresponde con las previsiones de la coreana, recuerda Reuters.

Las ganancias han venido especialmente de la mano de las fuertes ventas en el negocio de componentes de la coreana, destacando el desempeño en la división de semiconductores y también en la unidad de pantallas.

Sin embargo, los ingresos procedentes del negocio móvil de la marca han descendido, en un periodo en el que Samsung ha preferido esperar y presentar un Galaxy S8 con todas las garantías, a aprovechar el CES Las Vegas o el Mobile World Congress para lanzar nuevo smartphone de cabecera. La coreana ha justificado el descenso por el ajuste de precios del Galaxy S7.

Para el segundo trimestre, la compañía espera seguir creciendo, gracias al desempeño robusto del negocio de chips y las ganancias que entren a través de las ventas del Galaxy S8. Aunque aún no se tienen primeros datos de ventas del dispositivo, sí hay indicadores de precompra que muestran que está teniendo más aceptación que su predecesor, el Galaxy S7.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor