Samsung supera el incidente de los Note 7 con beneficios récord en el Q4

EmpresasMercados financieros

La compañía ha logrado un beneficio operativo de 9,22 billones de wons en el último trimestre, de un total de 29,24 billones de wons en 2016.

Semana intensa para Samsung. Este lunes cerraba el capítulo de los problemas en el Galaxy Note 7 oficializando los resultados de la investigación, confirmando que el origen de los incendios eran defectos en las baterías. Tras los resultados de hoy, los inversores pueden, definitivamente, respirar tranquilos.

Samsung ha anunciado unos beneficios de 9,22 billones de won, unos 7.376 millones de euros, para el cuarto trimestre de 2016. Esto es más del doble de lo que consiguiese en el mismo periodo de 2015, y una cifra récord en los últimos tres ejercicios fiscales del gigante coreano. En todo el año, el beneficio operativo de la empresa ha sido de 29,24 billones de wons, 2,83 billones más de lo que conseguían en el año anterior.

La compañía también ha registrado un buen resultado en sus ingresos del Q4 de 2016, con 53,33 billones de wons, una cifra superior en algo más de 5,5 billones a lo que registraban en el tercer trimestre del año. En total, 201,87 billones de wons sumados en todo el año, 1,22 billones más que lo ingresado en 2015.

Los resultados suponen un cambio de 180 grados respecto a los del trimestre pasado, marcados por la retirada del Note 7 tras los incidentes en sus dispositivos. Entonces la compañía reportaba caídas de 2,19 billones de won en los beneficios y 3,87 billones en los ingresos. Los datos que se desvelan ahora hacen que la compañía mejore las cifras ya no respecto al Q3, sino a los dos primeros cuartos de 2016.  

Samsung ha explicado en un comunicado que en las ganancias de los últimos tres meses de este año ha sido clave su negocio de componentes, especialmente la división de memoria y pantallas. En lo que respecta a la división móvil de la compañía, ha conseguido ganancias interanuales gracias a las ventas de productos de cabecera, como los Galaxy S7 y S7 Edge, y la mejora en los beneficios de modelos de gama media y baja.

Para 2017 prevén que será clave servicios basados en la inteligencia artificial, frente a un crecimiento lento de la demanda de smartphones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor