Samsung reconoce condiciones laborales precarias pero niega que tenga trabajadores infantiles

Empresas

Tras haber examinado concienzudamente más de un centenar de suministradores y ensambladores de sus componentes y productos, Samsung ha declarado oficialmente que no tiene ningún niño trabajando en dichos centro fabriles, respondiendo así a una acusación de la asociación China Labor Watch en la que afirmaba que en algunas plantas sí había niños trabajando e incluso una niña de 14 años fue despedida para que sus datos como empleada no aparecieran en una auditoría.

Se trataba en concreto de HGE Electronics, que trabaja para Samsung, Motorola y LG, donde según China Labot Watch habría entre 50 y 100 empleados menores de edad de entre los 2.000 contratados, percibiendo además un sueldo un 70% inferior a sus equivalentes mayores de edad.

Se trataría además de jornadas laborales de 11 horas diarias durante 26/28 días al mes. Los empleados no recibirían copia de sus contratos y el uso de estudiantes en prácticas podría suponer hasta el 80% de la fuerza de trabajo recibiendo a cambio un salario inferior a los 100€ mensuales.

Ante estas acusaciones la propia Samsung ha llevado a cabo una investigación interna en la que confirma la precariedad de las condiciones laborales (comparándolas con las habituales en Occidente) pero declara no haber encontrado rastro alguno de trabajo infantil.

Algunas de esas condiciones laborales incluyen jornadas intensivas, infracciones administrativas de procedimientos de contratación laboral o multas a los trabajadores por retrasos o ausencias de sus puestos de trabajo. Samsung ha llagado al compromiso con HGE Electronics de mejorar dichas condiciones con la eliminación del mencionado sistema de multas, provisión de equipamiento de seguridad adecuado, suministro de botiquines en las instalaciones así como implantación de programas que eviten los abusos verbales, físicos y sexuales.

También impulsan desde Samsung un programa de limitación de las horas de los empleados a media jornada para que no superen el 30% de los empleados de jornada completa así como conseguir que a partir del año próximo este tipo de auditorías se realizan por empresas independientes que ofrecerían un mayor grado de confianza. ─[Bloomberg / The Verge]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor