Samsung resuelve pleitos DRAM con 69 millones de euros

Empresas

La decisión trata de compensar el perjuicio que sufrieron entidades y consumidores al pagar en exceso por equipos que contienen este tipo de memoria.

La fiscalía del estado de Nueva York ha confirmado que la compañía coreana Samsung Electronics se ha comprometido a pagar 69 millones de euros para resolver una demanda en EEUU en la que se le acusaba de inflar los precios de sus chips de memoria. El acuerdo alcanzado trata de compensar el perjuicio que sufrieron entidades y consumidores al pagar en exceso por equipos que contienen la memoria denominada Ficha Dinámica de Memoria de Acceso (DRAM, en inglés), el tipo más utilizado en ordenadores y otros productos electrónicos.

De la cantidad acordada, 7,7 millones de euros se destinarán a compensar pérdidas sufridas por gobiernos estatales y locales y el resto beneficiarán a consumidores afectados, según informa el fiscal Andrew Cuomo. Samsung se ha comprometido además a cooperar con las autoridades de Nueva York y de otros estados en los pleitos que mantiene abiertos contra otras empresas que participaron en un plan para arreglar los precios a que vendían sus chips.

La compensación específica que corresponderá a Nueva York se determinará próximamente, explica la fiscalía en un comunicado. “Consumidores, estados y municipios fueron víctimas de una conspiración internacional que infló de forma artificial los precios de las fichas de memoria y por ende, aumentó de forma ilegal los costos de computadoras y de productos populares de alta tecnología”, subraya Cuomo.

La demanda de Nueva York, presentada en julio del pasado año, alegó que Samsung y otros fabricantes de DRAM diseñaron un pacto secreto para inflar los precios de esos dispositivos, muchos de los cuales venden a fabricantes para que los instalen en ordenadores y productos de alta tecnología. Los demandantes sostuvieron que durante unos cuatro años, los participantes en la conspiración controlaron el mercado para ese producto, con un intercambio de precios y de información que provocó un aumentó ilegal de su valor.

La actividad ilegal continuó hasta que el Departamento de Justicia de EEUU inició, en junio de 2002, una investigación sobre ese asunto y que culminó con sanciones y reconocimientos de culpabilidad por valor de más de 730 millones de dólares (562 millones de euros). Además de Samsung, estaban implicadas otras tres compañías fabricantes de ese tipo de chip: Elpida, Hynix e Infineon.

El acuerdo con Samsung queda pendiente de la aprobación de una corte federal en San Francisco. California y Nueva York figuran entre un total de 40 estados y otros litigantes privados que demandaron a Samsung y otras empresas. La fiscalía neoyorquina se propone continuar con sus acciones legales contra las empresas antes mencionadas y otras presuntamente implicadas en la conspiración.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor