Sanyo incrementa sus pérdidas

Empresas

Los resultados de la compañía en el último año se han visto dañados por la caída de la facturación de cámaras digitales, teléfonos, televisores, así como de semiconductores.

La firma japonesa de electrónica Sanyo Electric registró unas pérdidas de 205.700 millones de yenes (1.453,6 millones de euros) en el ejercicio fiscal cerrado en marzo pasado, frente a los “números rojos” de 171.500 millones de yenes (1.211,9 millones de euros) del año anterior, lo que representa un empeoramiento del 19,9 por ciento, según informa la compañía, que predijo un retorno a la rentabilidad en el presente ejercicio.

Las ventas se redujeron casi un 3 por ciento, hasta los 2,4 billones de yenes (17.000 millones de euros). De hecho, los resultados se vieron dañados por la caída de la facturación de cámaras digitales, teléfonos y televisores, así como de semiconductores. Los refrigeradores fueron los únicos electrodomésticos que aumentaron sus ingresos en 2005.

Los electrodomésticos y los componentes electrónicos supusieron los mayores “números rojos” para Sanyo el pasado año, en el primer caso de 20.500 millones de yenes (144,7 millones de euros) de pérdida de explotación, y en el segundo de 28.600 millones de yenes (201,9 millones de euros).

Sanyo se enfrenta a una caída de los precios de los productos electrónicos por la competencia de sus rivales también asiáticos. Además, un terremoto afectó a su planta de chips en 2004, lo que obligó a la compañía a invertir el sentido de su previsión de beneficio.

Desde entonces, la firma ha sufrido una profunda reestructuración, que incluye reducciones de empleos y de superficie de las plantas y el abandono de algunos negocios. No obstante, en enero, la empresa obtuvo una inyección de capital de un grupo de inversores encabezado por Goldman Sachs Group, que se convirtió en el primer accionista.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor