Schaukelwagen, o cómo gastarse el dinero en madera

Empresas

Si yo hubiera tenido semejante “carrito” cuando era un nano, probablemente hubiera acabado en el ejército conduciendo un tanque. ¡Menudo bicho! Pero lo interesante del cacharrete de marras, como puedes ver, es que se puede invertir para transformarse en un juguete distinto. Más imágenes tras el salto.

En esta posición no sé si definirlo como mecedora, como balancín, o como “cosa que hará que tu hijo quiera ser capitán de submarino cuando sea mayor”.

Y ahora es cuando os digo que se diseñó en 1950, en Alemania. Pero algo tan molón no se podía dejar pasar y los diseñadores Hans Brockhage y Erwin Andra han querido traerlo de vuelta al presente para los niños de hoy. El artilugio se llama Schaukelwagen (una mezcla bizarra entre Schwarzenegger y Volkswagen) y lo puedes adquirir por 600 euros. Sí, estás pensando lo mismo que yo. Pero oye, si tienes dinero, un par de niños y eres amish, por qué no. —Javier G. Pereda [MidMod Design]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor