Schmidt admite que el caso Street View fue un grave error

CloudCortafuegosEmpresasRegulaciónSeguridad

Google entregará a las autoridades europeas los datos de usuarios recolectados por error de las redes wifi en los próximos días.

Tras provocar la ira de las autoridades de protección de datos alemanas la semana pasada al no entregar los datos recogidos de las redes wifi dentro del plazo acordado, Google ha decidido enmendar su error y empezar a apostar por “la transparencia”.

Según afirmó Eric Schmidt en declaraciones al Financial Times, Google entregará los datos en cuestión a las autoridades de Alemania, Francia y España durante los próximos dos días, además de publicar los resultados de una auditoría externa que examinará las prácticas de los coches de Street View.

“La fastidiamos”, admitió el CEO de la compañía, que también aseguró que “ser honesto sobre tus propios errores es lo mejor para que no vuelvan a suceder”.  Para evitar escándalos como el de los datos wifi, Schmidt explicó que Google realizará además un informe interno sobre la política de privacidad de la compañía, cuyos resultados publicarán durante el mes de julio.

Google espera recuperar la confianza de usuarios y gobiernos al abogar por la transparencia cuando casos como el de Street View salen a la luz, a la vez que siguen defendiendo su política de protección de datos. Según el propio Schmidt, los datos están más seguros en los servidores de Google que en los discos duros de los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor