Antigravedad de andar por casa

Empresas

Podrías pensar que has viajado repentinamente al futuro o que te encuentras ante un poderoso Caballero Jedi si alguien te dijese que puede hacer flotar un objeto (David Copperfield no cuenta, su truco son los polvos mágicos), pero por una cantidad casi razonable y sin temor a crear un agujero negro en el salón puedes sorprender a tus invitados con esta Plataforma Antigravitatoria sobre la que flota libremente desde un globo terráqueo a cualquer objeto de tamaño y peso contenido… una foto de tu mascota, el escudo de tu equipo de fútbol, el chicle que te lanzó Amaia Salamanca cuando le pediste un autógrafo y le babeaste todo el vestido… ¿Deséas saber más?

Aunque parezca que el invento tiene truco en realidad no es sino la aplicación más elemental de las leyes científicas de la atración magnética. La Plataforma Antigravitatoria oculta en su interior unos poderosos electroimanes que en lugar de atraer, repelen un pequeño globo terráqueo, de manera que se mantiene en equilibrio en el lugar intermedio en el que se anulan la repulsión creada por el dispositivo y la propia atracción que sobre él ofrece el campo gravitatorio de nuestro planeta. Vamos, que flota libremente a unos centímetros por encima de la plataforma.

Para mayor asombro de propios y extraños, como no hay nada que mantenga unido a la plataforma con el objeto que sobre ella flota, puedes hacerlo darle un pequeño impulso y se mantendrá girando al tiempo que flota, con lo que el efecto en el caso del pequeño globo terráqueo queda de lo más propio.

Pero además se incluye un pequeño soporte que también se ve repelido por la Plataforma Antigravitatoria y que te permitirá desarrollar libremente tu imaginación… casi se podría decir que la dejarás volar, puesto que sobre dicho accesorio puedes situar cualquier pequeño objeto quedando así también suspendido en el aire. Para mayor espactacularidad cuenta con unas luces que iluminan desde abajo el objeto suspendido.

El máximo peso que puede hacer flotar está en torno a los 100 gramos, así que de momento no te va a servir para tu uso personal. — Antonio Rentero [I want one of those]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor